César Caminero: "La vacunación es positiva porque hará que tengamos menos casos en el colegio"

|

140921 va cesar caminero



El colegio Virgen de la Cabeza ha comenzado un nuevo curso académico y lo ha hecho con normalidad, dentro de la pandemia que aún perdura. Para ello se han adoptado las mismas medidas del año pasado y que tan buen resultado dieron, puesto que solamente tuvieron que confinar a una clase en todo el año. Además, el avance del proceso de vacunación ha hecho que los alumnos de Secundaria, el profesorado y las familias ya estén vacunados, por lo que eso ayudará a que haya menos contagios en el centro. Es lo que nos cuenta su director, César Caminero, en esta entrevista.


¿Cómo ha comenzado este nuevo curso?


Ha comenzado de manera positiva en el sentido de que hemos adoptado las mismas medidas antiCovid que el año pasado porque si el año pasado salió bien por qué no va a salir bien este año.


Además, muchos alumnos ya están vacunados...


Sí, los alumnos de Secundaria, las familias y el profesorado están vacunados. Eso es una medida que es buena para tener menos casos. Esperamos que salga bien porque si nos relajamos puede ser que nos pase igual que a los toreros, que cuando más confiados estemos, es cuando nos den el revolcón. Por ese motivo vamos a tomar las mismas medidas e incluso más si es necesario con el fin de que los padres estén contentos, igual que el alumnado y el profesorado.


¿La incorporación de los alumnos se ha hecho con normalidad?


Con normalidad, como si hubiera sido un año normal. Los padres toman las precauciones pertinentes en cuanto a entradas y salidas, nosotros hemos hecho entradas de forma escalonada y en el interior, las mismas medidas.


Y todo el mundo está ya acostumbrado a las medidas...


Claro, todas aquellas medidas que habíamos tomado, que eran para todos iniciales y nuevas, al haber estado este año trabajando, todo el mundo sabemos cómo actuar ante estas medidas.


¿Cuántos alumnos hay matriculados?


Son 22 alumnos por clase teniendo en cuenta que somos 13 clases, 3 de infantil, 6 de primaria y 4 de secundaria.


¿Qué novedades ofrece el colegio este curso?


Todo lo que ha ocurrido durante el confinamiento nos ha servido para trabajar más en todo lo referente a la digitalización, también por si en algún momento tenemos que volver a confinarnos. Los alumnos se han puesto al día en todo lo que tiene que ver con las herramientas digitales. Todas las aulas, que cuentan con 70 metros cuadrados, tienen todas las medidas de higiene y seguridad y la distancia del metro y medio entre alumnos, ya que no sabemos si este virus se va a atajar de cara al próximo curso o pueden venir otros virus.


¿Y cómo fue el año pasado?


La verdad es que no se dieron muchos casos en el colegio. Al principio de curso lo esperaba mucho peor de como se  desarrolló. Solamente hemos tenido una clase confinada durante 10 días y el resto han sido casos aislados de alumnos que han tenido que guardar confinamiento durante 10 días por haber estado en contacto con positivos de sus familiares. Aún así han seguido las clases de manera on line. 


En cuanto a lo demás, lo primero era prepararnos para poder ofrecer una educación y unas clases lo más normalizadas posibles en el caso de que se tuvieran que marchar a casa y confinarse por el Covid.


Recuerda las normas antiCovid que tenéis...


La Junta nos ha dejado muy claro que tenemos que crear entornos escolares seguros a través de medidas de prevención, higiene y promoción de la salud para garantizar la calidad educativa. Tenemos que posibilitar la detección precoz de los casos a través de protocolos de actuación claros y de coordinación con los agentes implicados. En nuestro centro en principio empezaron planteando una ratio de 1/15, un profesor para 15 alumnos, y luego lo pasamos a 1/20. Después de la mesa sectorial nuestra comunidad alertó que sería por metros cuadrados para ajustarlos al número de alumnos por nivel educativo. Ahora mismo tenemos 11 clases de 70 metros cuadrados y nos faltaban 2. De esa manera conseguíamos que el alumnado estuviera en clase sin mascarilla puesto que tantas horas con mascarilla es insufrible. Por eso, el salón de actos, que tiene 120 metros cuadrados, lo hemos convertido en un aula de Secundaria, y también el taller de tecnología.  Con eso conseguimos que los chicos estén en clase sin mascarilla porque tienen una distancia de más de metro y medio que es el que exige la ley.


También vamos a habilitar tres entradas al centro para que en ningún momento haya aglomeraciones de alumnado. Nos han dicho que los padres no pueden acceder al centro a no ser que sean llamados por el equipo directivo para algún tema concreto. Vamos a hacer filas y entradas de manera escalonada con un margen de 10 minutos para los alumnos por diferentes puertas, tanto para Secundaria, Primaria e Infantil. Y lo haremos también con las salidas.


Tendremos dispensadores de gel hidroalcohólico en las tres entradas al centro, tendremos alfombras para desinfectar los zapatos a la entrada y salida y gel también en las aulas. Jabón en los baños y papel para que se puedan secar las manos.

Además, la idea es que el alumnado permanezca el mayor tiempo posible en el mismo aula y que sea el profesorado el que se desplace. Sólo podrán salir para ir a educación física o al recreo.


Imagino que aparte de estas medidas incidiréis mucho también en la limpieza y desinfección del colegio...


Sí, tenemos que realizar un protocolo de actuación a lo largo del próximo curso escolar y desde la Junta nos han dado una serie de puntos como que la limpieza tiene que ser al menos una vez al día. Tendremos que tener especial cuidado también con las superficies de contacto más frecuentes como  las puertas, mesas, muebles, perchas... Por eso tendremos a una persona toda la mañana en el centro con el fin de que limpie contínuamente los servicios y por la tardes, como estará cerrado el centro, se hará una limpieza exhaustiva de todo el centro. 

Además, tenemos que ventilar las clases contínuamente y todo el centro.