El yacimiento ‘Cruz de Mayo’ de Brazatortas podría ser uno de los futuros miradores del proyecto ‘Geoparque Volcanes de Calatrava: Ciudad Real’

|

030821 cr dipu



El yacimiento ‘Cruz de Mayo’ de Brazatortas podría ser uno de los futuros miradores del proyecto ‘Geoparque Volcanes de Calatrava: Ciudad Real”, que prevé contar con una red de miradores a lo largo de todo el territorio del proyecto.

El vicepresidente de la Diputación de Ciudad Real y presidente del comité institucional del proyecto, David Triguero y el coordinador del Geoparque, Alfonso Martín-Grande, junto con el alcalde de Brazatortas, Pablo Toledano y varios miembros de la corporación municipal han visita estos días el yacimiento, donde pudieron conocer los actuales trabajos de excavación que se llevan a cabo.

Durante su visita estuvieron acompañados por los arqueólogos que dirigen los trabajos, quienes les explicaron la importancia del enclave desde el punto de vista arqueológico y cómo los trabajo están permitiendo avanzar en el conocimiento del yacimiento con dos fases de ocupación, una de finales del Bronce, y otra de principios del Hierro.

David Triguero ha reconocido que este yacimiento es clave para entender el asentamiento en la prehistoria en el valle del Ojailén y que su emplazamiento “podría acoger uno de los miradores del Proyecto de Geoparque”.

El Ayuntamiento de Brazatortas viene apostando por desentrañar una etapa de su historia que explicaría cómo los asentamientos humanos de aquella época, empezaron a definir una manera de entender la vida y la actividad agropecuaria y minera de la que hoy siguen siendo herederos sus vecinos.

Tras los resultados obtenidos el pasado año se pudo determinar que el yacimiento "Cruz de Mayo" tiene al menos dos fases de ocupación, una correspondiente a la Edad del Bronce y otra, a principios de la Edad del Hierro. Este año los investigadores se han centrado en excavarlo en extensión e ir definiendo cómo se conforma su cima.