Las actuaciones de mejora y señalización en La Atalaya han contado con una inversión de 200.000 euros de la Diputación provincial de Ciudad Real

|


010721 cr dipu 2



Gracias a la colaboración entre el Ayuntamiento de Ciudad Real y la Diputación provincial el Monte de Utilidad Pública La Atalaya cuenta con una mayor accesibilidad gracias a las actuaciones de deslinde y amojonamiento realizadas, además de contar con una serie de nuevas rutas de senderismo y BTT señalizadas. Actuaciones que han contado con el respaldo de la institución provincial en torno a una inversión de 200.000 euros.

La portavoz del Gobierno local y concejala de Sostenibilidad, Mariana Boadella, fue la encargada de detallar las diferentes acciones llevadas a cabo, entre ellas también la colocación de hitos perimetralmente para delimitar el espacio, y el levantamiento topográfico de la finca realizado mediante tecnología con drones.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, reiteró la colaboración de la institución provincial con el ayuntamiento, en este caso en torno a un proyecto que definió como “interesante e inteligente tras la adquisición de 400 hectáreas de terreno para su ampliación y su conversión en espacio municipal para ponerlo al servicio público”.

Caballero reconocía lo acertado de dotar a este espacio natural de nuevas rutas y, en definitiva, vida “para vivir experiencias de carácter deportivo, cultural y de aventura.

El presidente de la institución provincial además enfatizó el compromiso político que deben tener las administraciones con la sostenibilidad con el fin de preservar el medio natural, de ampliarlo, así como fomentar su conocimiento “y actuar para que pueda ser valorado y disfrutado por la ciudadanía”.

“Se abre un espacio de carácter educativo, pedagógico, docente, para trasladar la idea de la sostenibilidad y la importancia de la preservación del medio ambiente también entre los más jóvenes”.

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, destacó cómo esta colaboración entre el Ayuntamiento y la Diputación pone en valor un monte autóctono en una apuesta por la riqueza natural y patrimonial del entorno para ponerlo al servicio público por su potencial turístico para la ciudad.

Un espacio que, además, se promocionará a través de la web municipal de turismo en torno a un proyecto de promoción turística, de deporte y salud, en el marco de la agenda 2030 para el desarrollo sostenible.