El Gobierno regional destina 1,5 millones de euros a nuevas actuaciones de gestión forestal sostenible, refuerzo de servicios en espacios naturales y contratación de personal de transición energética

|

290621 rg junta 3



El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha dado cuenta de varios asuntos relativos a su Consejería en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de hoy, entre ellos, la aprobación de la orden de encargo por la que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha autorizado la elaboración de 65 proyectos de ordenación y 15 planes técnicos para “la gestión forestal sostenible” de diferentes montes de la región que son de titularidad de la Junta de Comunidades y que abarcan una superficie de 85.822,31 hectáreas.

 
“Vamos a invertir 1.076.391 euros en aumentar la capacidad de adaptación y el valor de nuestros ecosistemas forestales porque estamos convencidos que una buena gestión de nuestros bosques fija población y crea oportunidades de vida contribuyendo al reto demográfico”, ha dicho, a lo que ha añadido que el Gobierno regional “está aumentando el territorio ordenado de nuestros montes de dominio público, que es un requisito imprescindible para llevar a cabo los procesos de certificación forestal”.
 
En este sentido, Escudero ha recordado que la apuesta del Ejecutivo castellanomanchego por el desarrollo del sector forestal lo está demostrando mediante acciones concretas como, por ejemplo, aprobando ayudas a ayuntamientos, empresas y asociaciones del sector por valor de 25 millones de euros para mejorar las masas forestales de la región, “constituyendo la denominada mesa de la madera regional, o impulsando la participación de Castilla-La Mancha en el mercado de madera certificada”, ha resaltado.
 
“Desde Castilla-La Mancha tenemos claro que una gestión sostenible de nuestros bosques, que son los pulmones naturales por los que respiramos, contribuye a la fijación de Co2 y a mitigar los efectos de la emergencia climática”, ha señalado el consejero.
 
1,4 millones de euros para reforzar la atención a visitantes en espacios protegidos
 
José Luis Escudero también ha informado de la autorización a su Consejería para sumar 276.332 euros más al 1,1 millón de euros que el Gobierno regional destina a prestar servicios de atención a los visitantes en los nuevos centros de interpretación y puntos de información de los espacios naturales protegidos en las anualidades 2021-2022, a través de una orden de encargo a la empresa pública Geacam.
 
El objetivo, según ha afirmado el consejero, es doble. “Por un lado, contribuimos en la reparación de los daños ocasionados en nuestros centros de interpretación por la borrasca Filomena; y por otro, cubrimos las nuevas necesidades que se nos están presentando al haber ampliado el número de centros y puntos de información para uso y disfrute de nuestros ciudadanos”.
 
Esta última afirmación la ha hecho el consejero en referencia a los centros, puntos de interpretación y zonas de baño que tienen prevista su apertura en unos casos, y refuerzo en otros, a lo largo de estos próximos meses de verano y otoño, citando como ejemplos el centro de recepción de visitantes del Parque Natural Lagunas de Ruidera; las actuaciones para mejorar zonas de baño en el Puente de San Pedro en el tramo desde el Puente de Poveda a las Casas del Salto y la Laguna de Taravilla, dentro del Parque Natural Alto Tajo en la provincia de Guadalajara; y el punto de control en el acceso de la Microrreserva Garganta de Las Lanchas en Toledo.
 
En este apartado, Escudero ha concluido recordando que una de las primeras decisiones que tomó García-Page cuando llegó a la Presidencia fue reabrir precisamente los centros de interpretación de los espacios protegidos de Castilla-La Mancha. Desde entonces, tras invertir cerca de dos millones de euros en sus servicios y mantenimiento, un millón de visitantes han pasado por los mismos.
 
Tres nuevos técnicos van a reforzar el equipo de profesionales de transición energética
 
Por último, el consejero de Desarrollo Sostenible ha dado cuenta de un tercer acuerdo aprobado en el Consejo de Gobierno por el que tres nuevos técnicos van a reforzar el equipo de profesionales de transición energética que ya cuenta con un equipo multidisciplinar de 68 trabajadores en el que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha invierte 2,4 millones de euros, y cuya principal misión es la gestión de expedientes medioambientales de proyectos relacionados con la instalación de complejos de energías renovables.
 
En el caso de estos tres nuevos técnicos, que serán contratados mediante un programa temporal de empleo al que el Gobierno va a destinar 114.379 euros, reforzarán al personal que gestiona los expedientes de transición energética, en su caso, fundamentalmente, las ayudas solicitadas a través del Servicio de Programas de Fomento Energético. Hasta la fecha, se han recibido 84 solicitudes de subvenciones para actuaciones de eficiencia energética en PYME y gran empresa del sector industrial, que se pueden solicitar hasta el 30 de junio de 2023 puesto que se han ampliado fechas de esta convocatoria.
 
Con anterioridad, y también a través de la dirección general de Transición Energética, se autorizó la contratación de otro técnico para reforzar el personal que está resolviendo las solicitudes del Plan Moves II que hasta el mes de mayo eran 670.
 
En la actualidad, el Ejecutivo autonómico promueve ayudas en este año 2021 por importe de 52,2 millones de euros para actuaciones de transición energética. Se trata de diferentes incentivos para que particulares, empresas, y administraciones puedan adoptar diferentes medidas de eficiencia energética (9,6 millones de euros, que se pueden solicitar hasta el 30 de junio de 2023); rehabilitación energética de edificios existentes (13 millones de euros, también abiertas en la actualidad); actuaciones de energías renovables (8,1 millones, que se van a resolver en este mes de julio); y para acciones de movilidad sostenible a través de los Planes Moves II (abierto hasta septiembre de 2021) y Moves III (en tramitación, con próxima convocatoria en julio y que estará abierto hasta el 31 de diciembre de 2023).
 
En total, entre los dos planes de movilidad sostenible, las ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos y la implantación de infraestructura de recarga de este tipo de vehículos, entre otras, alcanzarán los 21,5 millones de euros.