Más de 17 kilómetros de caminos rurales serán arreglados en 2021

|

230621 manz caminos




El Ayuntamiento se ha acogido a la convocatoria de ayudas para el acondicionamiento y mejora de infraestructuras viarias agroturísticas municipales con la finalidad de mejorar los accesos a explotaciones agrarias, la comunicación en el medio rural y el desarrollo turístico. De este modo, en 2021 se invertirán unos 84.000 euros en el arreglo de más de 17 kilómetros de caminos rurales.

El paso del tiempo y el uso de los mismos por parte de personas y vehículos provocan el lógico deterioro de los caminos rurales. Por ello, cada año el Ayuntamiento de Manzanares destina una importante partida económica para su arreglo. En 2021, la inversión realizada será de 84.000 euros, de los que cerca de 43.500 euros serán aportados por la Diputación de Ciudad Real y alrededor de 40.000 euros por el Consistorio.

Un total de 17'4 kilómetros de caminos rurales dentro del término municipal de Manzanares se verán beneficiados este año del plan de arreglo. Concretamente, serán acondicionados los caminos de San Marcos, de las Carretas, de Daimiel a Membrilla, de la Raya II, de Daimiel a Manzanares, del Santísimo y de los Romeros (primera categoría); los caminos del Águila o Pozo de la Cueva y de Carca (segunda categoría); y los caminos del Paredazo de Don Tomás, del Pozo Ferrón y de Cubas (tercera categoría).

La concejala de Obras, Isabel Díaz-Benito, señala que la elección de los caminos a arreglar responde “a solicitudes realizadas al Ayuntamiento tanto por los propietarios de las fincas colindantes para la mejor de sus accesos, como por los senderistas y cicloturistas que transitan por ellos”.

Las labores de reparación, que se desarrollarán durante aproximadamente dos meses, consistirán en un nuevo perfilado de la superficie del camino, eliminando los baches existentes, corrigiendo las pendientes transversales para evacuar de una manera correcta las aguas y realizando la apertura de las cunetas para ayudar a su mantenimiento y delimitación. “Las cunetas, con el paso del tiempo, van siendo tapadas poco a poco debido a los trabajos de laboreo que se realizan en las fincas colindantes”, apunta Sergio Noblejas, jefe del Servicio Técnico Municipal, que solicita a los agricultores “que respeten las cunetas para asegurar la durabilidad de los caminos”.