Xenon Spain: "Con 'Diario de una gorda' llevamos la risa, la felicidad, y mandamos un mensaje de que todos somos personas más allá de los géneros"

|

220621 VA XENON SPAIN



El Teatro Auditorio Municipal Francisco Nieva acogerá este sábado 26 de junio la actuación de Xenon Spain, con el espectáculo 'Diario de una gorda', actividad enmarcada en la conmemoración del Día del Orgullo Gay. Una obra que en clave de humor aborda temas como el bullying, la diversidad sexual y la igualdad. Las carcajadas están garantizadas de principio a fin, tal y como reconoce la protagonista en esta entrevista.


¿Qué significa para Xenon Spain actuar en Valdepeñas con motivo del Orgullo Gay?


Actuar en Valdepeñas es un tremendo orgullo puesto que dentro de la gira 'Diario de una gorda' es la primera ciudad manchega y yo también lo soy, porque soy de Talavera de la Reina. Es ir a tu tierra a llevar la risa, la felicidad y mandar un mensaje de que todos somos personas, más allá de los géneros.


¿Qué vamos a poder ver en 'Diario de una gorda'?


Es una obra cómica donde te vas a reír de principio a fin.  Son situaciones que se dan en el día a día mezcladas con situaciones que la sociedad te lleva a unos límites en los que te haces fuerte o te haces pequeño. Hay un mensaje de tolerancia, de bullying, de género, de sexo... Se dan mensajes a través de la comedia porque es la mejor vía de comunicación de todo esto.


¿Cómo se puede llegar a transmitir esta realidad social a través de la comedia?


Porque es pensar en hacerse una coraza para sobrevivir. Si no te haces una coraza que conviertan esos ataques en un proceso como la risa, te hundes. Por eso es importante reírse de uno mismo, de cómo soy, sin perjuicios, soy alta, delgado, gordo, pero lo importante es que me río yo.


¿Cómo está siendo la gira y cómo la está acogiendo el público?


Muy bien. Ya son cerca de 50.000 personas que han ido a ver 'Diario de una gorda'. Hemos estado en lugares tan importantes como El Molino en Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Madrid, Málaga, Torremolinos... Y luego vino el parón de la pandemia.


¿Cómo os ha afectado la pandemia?


La verdad, destrozados. Fue un mazazo para el sector cultural, nos dejaron en un limbo, no nos dejaban arrancar, no recibíamos ayudas... Fue catastrófico todo. Y luego hay que sumarle los aforos muy reducidos cuando pudimos volver. En obras de 800 y 500 personas, se recortó el aforo hasta los 20. Al principio actuamos con 40 personas y eso era imposible de hacer porque somos muchas personas las que vivimos de esto.


¿Es necesario en pleno siglo XXI seguir celebrando el Día del Orgullo Gay?


Dadas las circunstancias, lo bonito sería no tener que celebrar nada, ni el Orgullo Gay pero tampoco cualquier fecha, como el 8M en el Día de la Mujer porque nos gusta hablar de personas. Pero te das cuenta de que es aún más necesario porque los cimientos de la libertad se están tambaleando. Mientras no vuelvan esos cimientos fuertes, debemos estar en la calle y mandar estos mensajes y que no engañen a la sociedad porque muchas veces se mandan imágenes distorsionadas de la realidad.  ¿Y por qué nos juzgan? ¿Por amar?


¿Cómo invitarías a la gente de Valdepeñas a que vayan el sábado a ver este espectáculo?


Yo animaría a la gente a que pase un buen rato, que se diviertan, que hemos pasado momentos muy difíciles y lo mejor que hay es la sonrisa. Ese rato que van a estar en el teatro se van a olvidar de todos los problemas y van a ver cómo no somos tan diferentes.