El juvenil del Viña Albali Valdepeñas logra el ascenso a División de Honor

|

210621 VA FUTBOL SALA



1-0, min. 5, José Mena. 2-0, min. 5, Adrián. 3-0, min. 7, Adrián. 4-0, min. 17, Peinado. 5-0, min. 17, Fer. 6-0, min. 19, Albertillo. 7-0, min. 28, Albertillo. 7-1, min. 28, Gallego. 7-2, min. 32, José Luis. 8-2, min, 37, Albertillo. 8-3, min. 39, Jorge.


El gran grupo humano que forma el juvenil del Viña Albali Valdepeñas, entre plantel de jugadores y cuerpo técnico, ha cerrado de forma impoluta la fase de ascenso a División de Honor ganando los cuatro partidos del play off, proclamándose campeones regionales y asaltando la banca para ascender de un plumazo a División de Honor.


Sin duda, una rúbrica a un buen número de jugadores que empezaron a jugar juntos, en su mayoría, hace casi tres años y que ha dejado poso, porque en las gradas de la Virgen de la Cabeza estaban padres que han compartido esta progresión o ex jugadores como Jano, Botinas, Atencia o Alonso. En la foto que había publicado el míster de Membrilla en la previa podía verse como continuaban a día de hoy 8 de los 12 que iniciaron ciclo (todos menos Moli, Jano, Alonso y Jorge González).

Ante el Imperial de Toledo, tras la victoria de Villarrobledo ante Guadalajara del día anterior, sólo valía puntuar y pronto encauzaron los de Jaime Arroyo el partido, con una volea de José Mena, en un partido que se solventó prácticamente en la primera mitad, a la que se llegó con resultado favorable para los vinateros de 6-0. El torreveño Adrián Vivar, en poco más de dos minutos puso tierra de por medio con su doblete y Peinado y Fer ampliaron la renta. De ahí, hasta la vaselina sutil de Albertito en el primero de los tres goles que logró ante los toledanos. Evidentemente, no hay nada mejor que depender de uno mismo, derecho que se ganaron en la épica victoria en casa ante Villarrobledo por 2-1.

En la segunda mitad, el Imperial de Toledo logró minimizar la distancia en el marcador, en un choque en el que jugaron los tres porteros, acabando Bubi con el brazalete de capitán y enarbolando un grupo que será difícil de repetir, dado que Luis Griñán, Albertillo, Adrián, Fer, Peinado y los hermanos Mena no pueden continuar por edad, mientras que Bubi, que empezó a defender la portería azulona del juvenil con 15 años se trasladará a cursar estudios universitarios.

Broche de oro para este grupo único que nos ha hecho disfrutar, aunque ahora queda el arduo trabajo de tratar de confeccionar una plantilla solvente para militar en la División de Honor de Juveniles. Por el contrario, dos de los tres porteros actuales, Adrián y Alex podrían continuar y jugadores como Aldavero, Gabri o Christian, entre otros, vienen apretando, al igual que otros valores muy consolidados como Fer o Eric