Cáritas Interparroquial de Valdepeñas invita a 'Ser más pueblo' con motivo del Día de la Caridad

|

030621 va caritas




Estando próximo el domingo 6 de junio, fiesta del Corpus Christi y Día de Caridad, Cáritas invita a «ser más pueblo», para recrear nuestras relaciones y construir una normalidad nueva, más justa y fraterna, construida desde un nosotros que nos hace hermanos.


Este año celebrar el Día de Caridad tiene un sentido diferente y especial, es un periodo fuertemente marcado por el impacto de una pandemia sanitaria que ha obligado a multiplicar los esfuerzos humanos y económicos para atender a un número creciente de familias, acuciadas por los efectos de la crisis social derivada de la Covid-19.


Pequeños gestos a favor del bien común


La respuesta a este tiempo extraordinario, caracterizado por la fragilidad y la incertidumbre, es la que Cáritas quiere transmitir a través del lema para el Día de Caridad de este año: «Seamos Más Pueblo», un mensaje que nos haga tomar conciencia de que, en medio de un tiempo extraordinario y doloroso, necesitamos recrear nuestras relaciones para sostenernos y cuidarnos de una forma nueva”.


La celebración del Día de Caridad en 2021, debe llevarnos a tender manos, a realizar pequeños gestos cotidianos y a participar e intervenir en las dinámicas sociales que nos llevan al compromiso por el bien común.


Esa es la invitación a celebrar, desde ese pueblo universal que somos, la jornada que la Iglesia dedica a Cáritas para reconocer, como dice el papa Francisco, que “el amor, lleno de pequeños gestos de cuidado mutuo, es también civil y político, y se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor”.


Esta propuesta de Cáritas a tender manos y a realizar pequeños gestos en favor del bien común, se plasma en cuatro objetivos personales que transforman la vida social:


- Cambia tu estilo de vida. Cultiva la cercanía y la disponibilidad. Hazte vecino y vecina, re-vincúlate con otras personas y grupos, atrévete a dar, pero también a pedir, porque esa interdependencia crea fraternidad.

- Cambia tu mirada. Acerca tu mirada a la realidad como hace el buen samaritano. Conocer y poner nombre abre el corazón a la compasión para poder escuchar, atender y sanar a quien se encuentra en tu camino.

- No pases de largo. Seguir a Jesús implica tomar partido y hacer todo lo posible para que la dignidad y la justicia sean realidad para todas las personas. Busca la coherencia en tu vida personal y en las decisiones que tomas con otras personas. Los cambios se gestan desde un nosotros compartido.

- Cambia tu tiempo. Vive de verdad con el corazón abierto al amor. Agradece, bendice, disfruta de la naturaleza y convierte tu vida en alabanza; comparte tu alegría, acompaña el dolor y la tristeza, hazte una persona cercana. El presente está lleno de tiempo para compartir.


Tenemos grandes retos por delante que no podemos abordar solos, ni como sociedad ni como Iglesia. Es necesario dibujar nuevos escenarios de vida y posibilidad para todos, generando nuevos espacios de encuentro para sanar juntos.