Castilla-La Mancha está capacitada para administrar 200.000 dosis de vacuna contra el COVID-19 semanalmente

|

180521 rg junta 3



En Castilla-La Mancha, el programa de vacunación ha ido desplegándose “con un estricto respeto” a los planteamientos desarrollados en la estrategia nacional y en sus sucesivas actualizaciones, intentando garantizar siempre tanto el orden de prioridad establecido en cuanto a la vacunación de los distintos grupos, como los tipos de vacunas a administrar y la operativa a llevar a cabo en cada uno de ellos.

 
Así lo han señalado, en su comparecencia en Comisión de las Cortes regionales, el director general de Salud Pública, Juan Camacho, y la directora general de Cuidados y Calidad del SESCAM, Begoña Fernández.
 
Igualmente, han detallado que cada una de las vacunas disponibles, Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen, ha supuesto un reto logístico muy importante en cuanto a sus distintos ritmos de envío y necesidades de almacenamiento, distribución y preparación, “pero afortunadamente hasta el momento dicho reto logístico con las dificultades que entrañaba, está pudiendo ser resuelto de una manera adecuada”.
 
En cuanto a los grupos priorizados para su vacunación y que se han venido realizando hasta ahora, Juan Camacho ha explicado que son el grupo 1, relativo a centros residenciales sociosanitarios, fundamentalmente, de residencias de mayores tanto para los usuarios como los trabajadores; el grupo 2 compuesto por el personal sanitario de primera línea; el grupo 3 que es también personal sanitario y sociosanitario pero que no se considera de primera línea; el grupo 4 formado por los grandes dependientes y sus cuidadores; el grupo 5 en el que se inicia ya la priorización por motivos de edad; el grupo 8 con personas de edades entre 60 y 65 años; y el grupo 9, actualmente en vacunación, compuesto de las personas con edades de entre 59 y 50 años.
 
El siguiente grupo en vacunarse, que sería el 10, comprende a las personas de edades entre 49 y 40 años, “el cual tenemos la previsión de comenzar a vacunar a principios del próximo mes, y el siguiente grupo etario, el de los menores de 40, a finales de ese mismo mes”, ha detallado Juan Camacho.
 
El director general de Salud Pública ha recalcado que cada uno de estos grupos por sus especiales características ha requerido una diferente manera de gestionar y planificar los mecanismos de captación, citación y administración de las vacunas que se han adecuado a las realidades de cada grupo.
 
Camacho no ha querido dejar pasar la oportunidad de poner en valor el excelente trabajo de todos los profesionales “que desde los distintos ámbitos de la Administración regional han demostrado un compromiso excepcional en esta circunstancia tan compleja y están haciendo posible que el programa de vacunación en nuestra región discurra dentro de los parámetros adecuados”.
 
Ritmo de vacunación
 
Por su parte, la directora General de Cuidados y Calidad del SESCAM, Begoña Fernández, ha subrayado que “estamos muy orgullosos del ritmo de vacunación que estamos llevando; con el despliegue de todos los medios necesarios estamos consiguiendo administrar todas las dosis de vacunas que recibimos semanalmente y tenemos toda la capacidad para seguir aumentando los recursos según las vacunas disponibles, incluyendo las coberturas de las vacaciones y permisos de los profesionales”, ha remarcado.
 
Fernández ha recordado que los objetivos del Plan de Vacunación, diseñado por el Gobierno de Castilla-La Mancha, pasan por vacunar al mayor número de población en el menor tiempo posible, con todas las vacunas disponibles, siguiendo siempre la Estrategia de Vacunación del Gobierno de España; hacer un uso y mantenimiento adecuado de las vacunas y desplegar todos los recursos disponibles para conseguir la capacidad de vacunación necesaria para cumplir las previsiones semanales.
 
El número total de puntos de vacunación en centros sanitarios, según ha explicado la directora general, es el siguiente: 203 centros de salud, donde se realiza la vacunación por parte de los equipos de Atención Primaria de lunes a domingo; los servicios de Prevención de Riesgos Laborales de las 14 gerencias, para grupos de profesionales; y los servicios de Medicina Preventiva para la vacunación de los usuarios pertenecientes al grupo 7, personas con condiciones de muy alto riesgo.
 
Además, la Dirección General de Ordenación, Planificación e Inspección Sanitaria ha acreditado un total de 22 puntos de vacunación, preparados con todos los recursos materiales e informáticos necesarios para proceder a la vacunación masiva, según disponibilidad de vacuna, cuestión que también condiciona los recursos humanos necesarios, que se van activando en función al número de dosis que van llegando.
 
“Tenemos a disposición del proceso de vacunación a todos los equipos de Enfermería y Medicina de Atención Primaria de los 203 centros de salud y de los 1.111 consultorios locales; los equipos necesarios de salud laboral y medicina preventiva para llevar a cabo la vacunación en los centros de vacunación centralizada, en coordinación con las delegaciones de Sanidad, contando además con equipos de la Gerencia de Urgencias y Emergencias para la observación y atención de posibles efectos secundarios”, ha señalado Begoña Fernández.
 
Capacidad para llegar a 200.000 dosis semanales
 
En este sentido, la directora general ha asegurado que se pueden incrementar los equipos de vacunación en todos los centros “todo que sea necesario”, pudiendo alcanzar una capacidad máxima, según el plan previsto hasta el momento, de 200.000 dosis de vacuna a la semana.
 
Según los datos aportados por Begoña Fernández, en la última semana se administraron 128.355 dosis, habiendo días que se llegaron a poner 30.000 dosis.
 
En cuanto al sistema de citaciones, existe una agenda de vacunación en cada centro y puede agendarse a la población previamente de forma manual o automática, dependiendo del número de personas a citar. La citación es telefónica y con envío de SMS, mientras que para la segunda dosis, es asignada por el equipo de vacunación el mismo día que se administra la primera y queda registrada en la historia clínica del usuario. Además, se ha diseñado un plan de recaptación para personas pertenecientes a grupos que ya han sido vacunados en su totalidad pero que, por alguna razón, no han sido citadas.
 
“El incremento del ritmo de vacunación permite encarar las próximas semanas con optimismo y con la esperanza de que el número de personas vacunadas en 24 horas siga aumentando a diario, llegando a nuevas franjas de edad cuanto antes y cumplir con el objetivo de la inmunización de más del 70 por ciento de la población antes del verano”, ha concluido la directora general.