Más de 300 personas celebraron el sábado el Día de los Museos en Valdepeñas

|

180521 va museos



Valdepeñas amplió el pasado sábado el horario habitual sus museos hasta las doce de la noche para conmemorar el Día Internacional de los Museos. La iniciativa que adelantó en el calendario al fin de semana, ya que tiene lugar cada 18 de mayo, y logró registrar más de 300 visitantes en los diferentes espacios museísticos de la localidad.


De esta manera, el consistorio se sumó un año más al evento que fue creado en el año 1977 por el Consejo Internacional de Museos (CIM), para sensibilizar al público sobre el papel de estos centros en el desarrollo de la sociedad.


Los espacios museísticos de titularidad municipal como el conjunto arqueológico Cerro de las Cabezas, el Museo Municipal y el Museo de los Molinos Gregorio Prieto, abrieron hasta la medianoche ofreciendo de manera gratuita una alternativa cultural nocturna durante la jornada del sábado. En el Museo Municipal se pudo visitar la exposición ‘Volver a EmocionArte’, contemplar algunos de los hallazgos arqueológicos del yacimiento íbero Cerro de las Cabezas y una selección de las obras premiadas a lo largo de la historia de la Exposición Internacional de Artes Pláticas.


Por otro lado, el Museo de los Molinos mostró una amplia selección de obras del artista Gregorio Prieto relativas a los molinos, así como paneles informativos sobre la gesta histórica de Valdepeñas del 6 de junio de 1808 y una sala dedicada al legado de Antonio Vasco. Los visitantes que acudieron al conjunto arqueológico Cerro de las Cabezas pudieron ver, además de su yacimiento, su magnífico centro de Interpretación. En él se explica de manera amena y muy didáctica el entorno natural en que creció la ciudad, la descubierta casa del alfarero, su arquitectura monumental o los ritos mortuorios de los iberos.


También abrió sus puertas en horario nocturno el Museo del Vino de Valdepeñas, alzado sobre la antigua bodega de Leocadio Morales, fechada en 1901. El museo permite al visitante conocer la evolución de las prácticas culturales de la vid y la elaboración de los vinos a través de su edificio monográfico.