Agentes de la Policía Local de Valdepeñas se forman en la utilización de radares de velocidad

|

120521 cr poli



Vente policías locales de trece localidades de la provincia de Ciudad Real han aprendido a utilizar los sistemas de medición de velocidad y la legislación que se les aplica gracias al curso impartido la Dirección General de Tráfico en colaboración con el Gobierno de Castilla-La Mancha a través de la Escuela de Protección Ciudadana.

Es la primera vez que la escuela, dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, participa en la organización de este curso, esencial para que los agentes de los cuerpos policiales municipales puedan conocer tanto los aparatos medidores de velocidad como la legislación que ampara el uso de estos equipos.

En esta acción formativa, que se ha desarrollado en las instalaciones de la Jefatura Provincial de Tráfico de Ciudad Real, los policías locales han profundizado en el manejo de los diferentes equipos que existen de medición de velocidad, la obtención de los informes para tramitar los procedimientos sancionadores a las personas que incumplan los límites de velocidad en las vías y, por último, la gestión y tramitación de la cesión de los propios equipos de medición de velocidad disponibles a través de la DGT.

Además, los agentes han llevado a cabo prácticas para conocer los procedimientos y saber cómo se hacen las mediciones dependiendo del equipo disponible y el tipo de vehículo sometido a medición. Entre teoría y práctica, los participantes han recibido un total de ocho horas de formación específica sobre los radares de velocidad.

Los policías locales formados pertenecen a las poblaciones de Almagro, Daimiel, Herencia, La Solana, Malagón, Manzanares, Montiel, Moral de Calatrava, Puertollano, Valdepeñas, Villanueva de los Infantes, Villarrubia de los Ojos y Viso del Marqués.

El curso fue inaugurado por el delegado provincial de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, Francisco Pérez Alonso, y la jefa provincial de Tráfico, Raquel García Fabra. Pérez Alonso destacó la importancia de este tipo de actuaciones formativas, sobre todo a raíz de los cambios normativos que afectan, entre otras cuestiones, a la nueva regulación de los límites de velocidad en las vías urbanas y que entrarán en vigor el próximo 11 de mayo.



En su intervención, el representante del Gobierno regional en la provincia aprovechó para recordar los peligros inherentes al exceso de velocidad y agradeció la profesionalidad y vocación de servicio con la que los agentes de los cuerpos policiales locales desempeñan su labor.

A este respecto, Pérez Alonso señaló el interés del Ejecutivo de Emiliano García-Page por mejorar la formación de los policías municipales. Así, la Escuela de Protección Ciudadana ha programado este año 53 cursos en los que está prevista la participación de 1.370 agentes.