El Gobierno de Castilla-La Mancha invierte más de 13 millones de euros para el plan de adecuación y mejora de caminos forestales en la región

|

050521 rg junta 1




El Gobierno de Castilla-La Mancha va a impulsar la inversión de más de 13 millones de euros en el plan de adecuación y mejora de caminos forestales en la región, con el objetivo de acometer el arreglo de casi 100 caminos que supondrán unos 1.000 kilómetros aproximadamente.

 
Así ha quedado de manifiesto tras la firma del convenio de colaboración que ha sido suscrito este miércoles en la Diputación Provincial de Cuenca, entre el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el presidente de la Institución provincial, Álvaro Martínez Chana, con la participación con la participación del vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro y del consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero.
 
Un convenio que llegará a todas las provincias de la región con la colaboración de las diputaciones provinciales, y que da comienzo en Cuenca dada la importancia del sector forestal, donde se va a destinar más de cuatro millones de euros (para los años 2021, 2022 y 2023) para 28 caminos, lo que supondrá la actuación en 229 kilómetros. “El mantenimiento y adecuación de estos caminos permitirá proteger mejor nuestros montes, facilitar su uso público, así como el acceso y la planificación de los aprovechamientos forestales de forma sostenible”, ha apuntado el consejero.
 
En su intervención, Escudero ha indicado que este proyecto se centra en la mejora de un número significativo de caminos rurales, la mejora de firmes, deteriorados con el paso del tiempo y el uso, la mejora de las infraestructuras de evacuación de aguas y, donde sea necesario, también el reforzamiento de taludes con el fin de consolidar la infraestructura y evitar desprendimientos.
 
Unas infraestructuras que, como ha asegurado, son esenciales para acceder de manera rápida y segura a las zonas que conectará en caso de incendio forestal y, a su vez, facilitan también las comunicaciones entre muchos pueblos para contribuir al reto demográfico marcado por el Ejecutivo que preside García-Page.
 
Proteger la biodiversidad y contribuir a la lucha contra los incendios forestales
 
El Gobierno regional avanza en su compromiso con el medio natural para preservar y mejorar la biodiversidad, además de contribuir en la prevención y la lucha contra los incendios forestales. Así se da una mayor estabilidad y oportunidad de defensa a los medios de extinción frente a los incendios, ha manifestado el consejero.
 
Además, el objetivo de estas actuaciones es “mejorar la velocidad de evacuación de los usuarios del monte, poblaciones afectadas y personal del dispositivo contra incendios forestales, aumentando la seguridad de todos ellos. Protegemos a los bosques y también a los usuarios y al personal que trabaja en el Plan Infocam”, ha indicado Escudero. Y ha añadido, que “invertir en la conservación de los caminos forestales es invertir en el medio rural de Castilla-La Mancha, en unas infraestructuras que mejoran la conectividad entre municipios, tanto para usuarios, agricultores, ganaderos, selvicultores, etcétera”.
 
Estas inversiones, ha señalado, están alineadas con la dinámica del Gobierno regional de dotar de igualdad de oportunidades a todas las personas de la región, “contribuyendo a los objetivos que busca la Ley de Reto Demográfico”.
 
Por su parte, el presidente de la Diputación conquense, Álvaro Martínez Chana, ha destacado la colaboración estrecha en todos los ámbitos con el Gobierno regional, en este caso destinando alrededor de 710.000 euros para este plan de mejora de caminos forestales. “Tenemos muy claro nuestro compromiso con los municipios y, por supuesto, con la mejora de las infraestructuras rurales, claves en el desarrollo de la provincia”, ha apuntado.
 
Durante el evento celebrado en la Diputación, junto al consejero de Desarrollo Sostenible, han participado el consejero de Fomento, Nacho Hernando; el alcalde de Cuenca, Darío Dolz; la delegada provincial de la Junta, María Ángeles Martínez; y el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Rodrigo Molina.