La Avenida del Vino o Avenida de las Tinajas de Valdepeñas

|

El viajero que llega a Valdepeñas, por el norte, lo hace recorriendo un vial de unos dos km que, desde los aledaños del cerro de las Aguzaderas, desemboca en la entrada del casco urbano: es la Avenida de las Tinajas. En el año 2021, esta Avenida nos puede parecer una avenida “normal”, pues dispone de dos carriles en cada sentido, un parterre central y aceras con zonas ajardinadas a izquierda y derecha. Aunque además tiene un símbolo distintivo que la hace ser una seña de identidad de nuestra ciudad: esta seña inconfundible son las tinajas que, a ambos lados, jalonan su recorrido.


Pero no siempre fue así, porque hace tiempo la entrada a Valdepeñas era una simple carretera, sin urbanizar, sin viales acondicionados, etc., era lo que los valdepeñeros llamaban coloquialmente “la carretera de Madrid”.


Hacemos un poco de historia: hace mucho, mucho tiempo (que dicen en los cuentos) la carretera de Madrid a Andalucía atravesaba Valdepeñas, partiéndola en dos mitades; era la actual calle Seis de Junio (conocida también como calle Ancha), ya que todo el tráfico viajero que desde Madrid o el norte del país se dirigía al sur de España, tenía que atravesar el casco urbano de nuestra ciudad. Esto, evidentemente, generaba en la ciudad riqueza y cosmopolitismo.


020521 va orisos 1


C/ Seis de Junio, en 1930. Fuente: Cerceda Cañizares, F. J. y García Alcázar, S. (2009): “La Imagen de Valdepeñas a través de las Postales”, en 4º Ciclo de Conferencias “Valdepeñas y su historia”.


Entonces la ciudad disponía de varios hoteles de categoría superior: “Hotel Cervantes” en la calle Seis de Junio; “Hotel La Paloma”, en la calle Las Escuelas; el “Hotel Paris”, también en la calle Seis de Junio, etc.; aunque también, heredadas del pasado, coexistían con las Posadas: en la calle de La Virgen había dos, una a cada lado del canal, llamado entonces “La veguilla”; sin olvidarnos de las pensiones: “La pensión Rodero”, en San Marcos, etc. Estos eran algunos de los alojamientos típicos que a mediados del siglo pasado se les ofrecían a los viajeros que llegaban a Valdepeñas.


020521 va orisos 2

C/ Seis de Junio, a mediados del siglo pasado. Se puede ver, a la derecha de la imagen, el antiguo edificio del Hotel París, haciendo esquina con C/ Capitán Fillol. Fuente: Colección particular.


020521 va orisos 3

C/ Seis de Junio, vista desde el sur, a la altura de la C/ Escuelas. Se aprecia la publicidad del Hotel Cervantes (esquina con C/ Caldereros) y Hotel La Paloma, en la C/ Escuelas. Fuente Colección particular.


A finales de los años cincuenta del pasado siglo, el incremento del tráfico motorizado ya hizo necesaria la construcción de una vía alternativa que, bordeando la ciudad, sacase del casco urbano el tráfico transeúnte que iba o provenía de Andalucía. Sería la N IV; posteriormente, ya en 1985, la Autovía A-4 de Andalucía actual.


Esta decisión fue sin duda, penosa para la economía de la ciudad que vio como una parte muy importante de sus ingresos desaparecían con “la desviación”, (así la hemos llamado siempre los valdepeñeros). Aunque los empresarios de la hostelería de ese tiempo no se lo pensaron mucho y reaccionaron rápido; así que construyeron en los aledaños de la nueva vía, y relativamente cerca de la ciudad, nuevos hoteles, restaurantes, etc.: Hotel Juma, Hostal Tu Casa, Restaurante Vista Alegre, etc.


020521 va orisos 4

Noticia sobre las obras de la Avenida del Vino. Fuente: Diario Lanza, 08-04-1983.

020521 va orisos 5


28-04-1983. Inauguración de la Avenida del Vino. Frontispicio con los logotipos de las Denominaciones de Origen de la región: Méntrida, Almansa, Mancha y Valdepeñas. Fuente: Diario Lanza.

020521 va orisos 6

Estado actual del frontispicio anterior, a la entrada de la Avenida del Vino. Foto Autor.


Evidentemente, con el paso por la nueva desviación de la mayor parte del tráfico que se dirigía en la dirección norte-sur y viceversa, la carretera de entrada a Valdepeñas (desde el cerro de las Aguzaderas hasta la ciudad), quedó como una simple vía de entrada, muy devaluada, aunque en sus márgenes existían fincas y haciendas notorias como es el caso de “Viña Lola”, “La Granja“ (que era una explotación del Estado para la selección ovinos de la raza “Karakul”, -origen del “Astrakan”-), también el observatorio meteorológico de “Los Charcos”, etc. Como decimos, todas estas y más explotaciones, se encontraban en los aledaños de “la carretera de Madrid”, pero al fin y a la postre, una carretera, sin más, (sin accesos acondicionados, etc.), como podríamos encontrarla a la entrada o salida de la más humilde población, situada entre Madrid y Andalucía.


020521 va orisos 7

Aspecto inicial de la Avenida del Vino. 30-07-1983. Fuente, Diario Lanza.


Durante la segunda mitad de los años setenta, toda la década de los ochenta y principios de los noventa, Esteban López Vega fue un edil visionario que ostentó la Alcaldía de Valdepeñas, concretamente desde 1976, hasta el año 1991. Su mandato fue crucial, para nuestra ciudad, pues impulsó a Valdepeñas a la modernidad, haciéndola salir de un periodo triste y en los últimos años, ya agotada. Lo abultado de su obra y el alcance, que sus decisiones han tenido para el posterior desarrollo de Valdepeñas, merecen una entrega aparte de estos capítulos sobre nuestra historia.


Al hilo de la historia de la Avenida de las Tinajas que hoy nos ocupa, recordar que esta obra fue otra más de sus iniciativas para impulsar el desarrollo de Valdepeñas. Con la situación heredada por la desviación de la carretera N IV, la ciudad necesitaba crear referentes, que la sacasen del anonimato, evitado quedar sumida en el olvido, añorando glorias pasadas.


Entre las muchas iniciativas que jalonaron su mandato en aquellos años, concibió una gran avenida de entrada a Valdepeñas que le diese a la ciudad el empaque de una urbe moderna y de su tiempo, pero, además, esta avenida debía de tener una característica peculiar, algo que la diferenciase de otras avenidas similares que ya existían en otras ciudades.

Debía de tener un distintivo que la identificase inequívocamente con lo que es Valdepeñas. La ocasión la vio en las tinajas de barro que, procedentes de Villarrobledo, Castuera, etc., habían protagonizado en los últimos siglos la vida vinícola de la ciudad, y que, con las nuevas tecnologías de construcción de bodegas, (tinajas de cemento, depósitos de hormigón, comienzos de los grandes depósitos metálicos vitrificados, etc.), estaban quedando abandonadas sin un posible reciclaje. Pues bien, esas tinajas que se estaban abandonando, serían el sello diferenciador de esta Avenida.


Las tinajas se colocarían a ambos lados del nuevo vial; por su tamaño y su forma característica, serían muy visibles al circular por la avenida, de forma que el viajero, al llegar a nuestra ciudad, con una sola mirada ya atisbase nuestra relación con el fruto de Baco.


020521 va orisos 8

Tinajas de la Avenida del Vino. Año 2004. Fuente: Ayuntamiento de Valdepeñas.


Así en los primeros años de la década de los ochenta, se iniciaron las obras de la Avenida del Vino, que se terminarían en la primavera del año 1983. Fue inaugurada por el presidente preautonómico de Castilla- La Mancha, en aquella fecha D. Jesús Fuentes Lázaro, el miércoles 27 de abril de 1983.


Como anécdota, referir que, según los archivos, se colocaron 124 tinajas; también, para contribuir a sufragar los gastos de esta obra, se barajó la posibilidad de su alquiler en forma de escaparate comercial de las tinajas, calculando su precio en ochenta mil pesetas de la época, por cada tinaja.


Por último, recordar la referencia que a la entrada de la Avenida se hace a los diferentes C.R.D.O.´s (Consejos Reguladores de Denominación de Origen), de nuestra comunidad autónoma, con los emblemas de sus marcas comerciales, lo que sin duda reafirma el afán integrador y la altura de miras de D. Esteban López Vega.


Después de casi cuarenta años, no cabe duda que La Avenida del Vino o Avenida de las Tinajas, ha quedado como una de las principales señas de identidad de nuestra ciudad.



020521 va orisos 9

Avenida del Vino. Año 2003. Fuente: Ayuntamiento de Valdepeñas.


020521 va orisos 10

Avenida del Vino en la actualidad, a la altura del Pabellón Ferial, en dirección hacia Valdepeñas. Foto Autor.


020521 va orisos 11

Avenida del Vino en la actualidad, dirección norte. Foto Autor.


020521 va orisos 12

Escultura de Javier Galán (2010) dedicada a Esteban López Vega, alcalde de Valdepeñas (1979-1991) e impulsor de la Avenida del Vino. Foto Autor.