David Galán: "Que los niños practiquen defensa personal hace que aprendan un camino que les lleva a la paz interior y exterior"

|

TAO CHI 1



Valdepeñas cuenta desde hace años con Tao Chi Kwan, un centro dirigido por David Galán, experto en medicina tradicional china, que cuenta con una larga experiencia a sus espaldas y que pondrá remedio a los males  que puedas tener. Entre los servicios que encontrarás en Tao Chi destacan los de acupuntura y quiromasaje además del método Tai Chi Chikung. Además, ofrece clases de defensa personal que cuenta con múltiples beneficios para los más pequeños. Prueba la medicina tradicional china y gana en salud y vida en el centro Tao Chi de la mano de David Galán.


¿Cuántos años lleváis? Imagino que estáis en contínua formación…


Empecé con las artes marciales en el año 1997. Mi primer diploma de cinturón amarillo fue el 25 de julio de 1998 y a partir de ese momento algo cambió en mí y me he ido adentrando cada vez más en este mundo tan bonito de disciplina y respeto.


¿Por qué es importante iniciar a los más pequeños en defensa personal?


Es muy importante porque aprenden un camino donde su carácter, cuerpo, mente y espíritu se forjan cultivando la paciencia y la humildad. Un camino que les lleva a la paz exterior e interior.


¿En qué consiste el Tai Chi Chikung y qué beneficios tiene?


Es un trabajo interno, basado en la tradición taoísta que, bien sentado, de pie o en movimiento, se trabaja todo el cuerpo, consiguiendo fuerza y elasticidad por igual. Nos ayuda en el control mental y emocional. Mejora el equilibrio y reduce el estrés.


¿Cuál es la diferencia entre medicina tradicional china, acupuntura y quiromasaje y para qué problemas están indicados?


En la escuela Tao Chi no se busca ni se cree en las diferencias, sino en la integración y adaptación dependiendo de lo que cada persona necesita. Somos parte de todo y a la vez todo es parte de nosotros.


¿Cómo invitarías a la gente a que os conozca?


Diciéndoles que no tienen que buscar muy lejos… Mirando en nuestros corazones… Sin hacer miles de kilómetros ya estaremos en casa.


TAO CHI 2