La Audiencia Nacional investiga si bodegas de Valdepeñas comercializaron vino sin cumplir con el envejecimiento etiquetado

|

190321 va vino




El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha admitido a trámite una denuncia presentada por la Fiscalía para investigar si bodegas de la Denominación de Origen Protegida (DOP) de Valdepeñas  han comercializado como crianza, reserva y gran reserva vinos que «no cumplían los requisitos de elaboración, ni en periodo mínimo de envejecimiento, ni en la permanencia en barrica de roble ni en botella», según Europa Press.


En un auto con fecha de 5 de abril, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 admite la denuncia por si los hechos fueran constitutivos de los delitos publicidad engañosa, estafa y falsedad documental. Sobre el primero de los delitos, recuerda que castiga a los fabricantes o comerciantes que, en sus ofertas o publicidad de productos o servicios, hagan alegaciones falsas o manifiesten características inciertas sobre los mismos, de modo que puedan causar un perjuicio grave y manifiesto a los consumidores.


La denuncia presentada, dice el juez, pone de manifiesto cómo las etiquetas de las botellas comercializadas indican que su contenido es vino de las características «reserva o gran reserva» y tal especificación es una información «relevante y engañosa» sobre las características del producto dirigida al consumidor, puesto que el contenido de tales botellas «se ha elaborado sin haber respetado los tiempos de envejecimiento en barrica que señala el pliego de condiciones».


En el auto, acuerda librar requerimiento a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) y a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía para que practiquen diligencias con el fin de continuar con la investigación y poder conocer las ventas de estas bodegas entre los años 2010 y 2019, ambos inclusive. Quiere saber tanto las ventas como las categorías de esos caldos (crianza, reserva o gran reserva), y la cantidad de botellas, así como los precios de compraventa.


La actividad delictiva se habría concretado «en la puesta en el mercado de cantidades de vino con Denominación de Origen Protegido (DOP) Valdepeñas por encima de las declaradas al correspondiente Consejo Regulador, sin cumplir las condiciones de elaboración que tal denominación requiere y, por tanto, no respondiendo a la calidad dispuesta en el propio etiquetado del vino embotellado».


El juez apunta además que los hechos relatados en la denuncia del Ministerio Público vienen avalados por la existencia de expedientes sancionadores de la Consejería de Agricultura, en relación con la investigación del órgano administrativo encargado de control de los vinos.


«En efecto, el hecho de que las bodegas declaren a la administración autonómica una cantidad de vino vendida a los clientes y que estos declaren cantidades diferentes, muy superiores a los declarados por las bodegas, supone un indicio de falta de trazabilidad del vino, así como de irregularidades en la comercialización«, dice.