La Policía Nacional detiene al autor de reiteradas llamadas maliciosas a los servicios de emergencia en Alcázar de San Juan

|

230321 CR POLI




La Policía Nacional ha detenido a un varón en Alcázar de San Juan (Ciudad Real) como presunto autor de un delito de desórdenes públicos al haber realizado numerosas llamadas maliciosas a los servicios de emergencia. En esos avisos alertaba de sucesos graves que en realidad no habían ocurrido, obligando a movilizar diferentes medios de emergencia.


La investigación de la Policía Nacional comenzó a raíz de una llamada que se recibió en el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 112 el pasado 8 de marzo, en la que una persona decía haber matado a otra, indicando que aún se encontraba junto al cuerpo. Inmediatamente, varios indicativos policiales se dirigieron al lugar donde supuestamente habían ocurrido los hechos, comprobando que se trataba de una falsa alerta.


Una vez realizadas las primeras investigaciones, se comprobó que el autor de las llamadas se hizo pasar por una tercera persona, de la que también aportó su domicilio como lugar donde presuntamente habían ocurrido los hechos, provocando que los vehículos policiales se personaran en el lugar, generando un gran desasosiego en los moradores de la vivienda.


Las pesquisas de la Policía Nacional también permitieron averiguar que no era la primera vez que realizaba este tipo de llamadas, puesto que ya había repetido hechos similares con anterioridad, alertando de falsos homicidios, agresiones con armas blancas, disparos de armas de fuego o personas inconscientes, obligando a movilizar vehículos policiales y servicios sanitarios, creando además una gran alarma ciudadana, que llevaba incluso a crear bulos en las redes sociales.


Una vez localizado, el presunto autor de los hechos fue detenido, debiendo responder por un presunto delito de desórdenes públicos ante la autoridad judicial.


La Policía Nacional recuerda:



  1. Afirmar falsamente, o simular una situación de peligro para la comunidad, o la producción de un siniestro a consecuencia del cual es necesario prestar auxilio a otro, y con ello provoque la movilización de los servicios de policía, asistencia o salvamento, es un delito.

  1. No se debe bromear con este tipo de hechos, ya que según nuestro Código Penal, puede ser castigado con penas privativas de libertad que van de tres meses y un día, a un año de prisión.

  1. Se debe hacer un uso razonable y debidamente justificado de todo tipo de servicios de emergencia, para no perjudicar la labor y la atención que prestan al ciudadano.