La hermana de William Shakespeare y la educación de las mujeres

|

080321 va mujer 1




Nunca está de más compartir reflexiones sobre temas importantes y buscar formas de mejorar la sociedad en la que vivimos. Cualquier asunto, por complejo que parezca, si se trata con respeto, siempre es beneficioso y promueve cambios.


Hace algunos días, la UNED de Ciudad Real en Valdepeñas me informó de que este año me habían escogido para celebrar el reconocimiento a la mujer universitaria de la UNED. Por este motivo, y también porque estoy inmersa en las prácticas de profesorado de secundaria en el Colegio Virgen de la Cabeza, me gustaría compartir algunas ideas en relación con la figura de la mujer en la sociedad a lo largo de la historia puesta en relación con el Día Internacional de la Mujer y, sobre todo, con la educación.


A pesar de que cada 8 de marzo la celebración del Día Internacional de la Mujer se viene llevando a cabo desde hace algunas décadas, son muchas las personas que todavía se formulan la siguiente pregunta: ¿por qué se conmemora este día? Para obtener una respuesta deberíamos remontarnos al siglo pasado cuando las mujeres comenzaron a luchar por sus derechos en una sociedad en la que todavía no se les tenía permitido votar y reclamaban la igualdad de oportunidades, salarios y las mismas condiciones respecto a los hombres. En ese contexto, y tras varios hitos históricos, como el terrible incendio en una fábrica textil de Nueva York en la que murieron más de 100 mujeres que trabajaban encerradas, la Asamblea de las Naciones Unidas proclamó el Día de la Mujer en el año 1977.


Si echamos la mirada aún más atrás en el tiempo, encontramos a figuras femeninas e intelectuales que desde su posición expusieron en sus diversos ámbitos distintas formas en las que la mujer carecía de visibilidad social y relegaba su papel al ámbito doméstico alejado de cualquier tipo de manifestación intelectual o artística. En esa línea reivindicativa de mujer culta, reflexiva y valiente se encuentra la novelista y ensayista Virginia Woolf (1882-1941). Ella pudo comprobar en su propio ámbito familiar y social cómo la educación que recibían ella y su hermana Vanesa distaba mucho de la que recibieron el resto de sus hermanos varones. Si bien ellas disponían de una inmensa biblioteca en su casa y de una profesora particular que les enseñaba griego, sus hermanos estudiaron en la prestigiosa Universidad de Cambridge. El hecho de no poder disponer de las mismas oportunidades que sus hermanos para asistir a la universidad fue algo que causó un profundo resentimiento en Virginia.


Esta autora puso de manifiesto las trabas que encontraba la mujer de aquella época para formarse y en un ensayo de lectura obligada titulado Una habitación propia plasmó reflexiones sobre la invisibilidad de la mujer en la sociedad y sobre todo en el mundo intelectual. A través de metáforas y ejemplos hace pensar al lector. Incluso utiliza la figura ficticia de una hermana de William Shakespeare (Judith) que hubiese tenido exactamente el mismo ingenio que él, ¿acaso hubiese podido desarrollar su dotación intelectual y artística tal y como lo hizo su hermano?


Es cierto que las sociedades han evolucionado y propiciado paulatinamente que las oportunidades de hombres y mujeres se hayan ido igualando, y que cada vez la figura de la mujer sea más visible en la historiografía. Esta afirmación varía, a su vez, del país y contexto social del que estemos hablando. Todavía queda mucho por hacer. En recientes estudios se están recuperando los nombres y obras de mujeres que se han perdido en la niebla de la historia. Son muchas y, afortunadamente, están apareciendo para que podamos conocer de cerca a eruditas como Hildegarda de Bingen y muchas otras figuras con las que también se va construyendo una mirada histórica más plural y realista del pasado.


Por todo ello, destacamos la necesidad de concienciación de que la figura de la mujer en la historiografía debe revisarse y que, aunque se han conseguido grandes avances en cuanto, por ejemplo, al acceso a la educación, la sociedad debe seguir evolucionando de una manera en la que la línea divisoria que separa las oportunidades de hombres y mujeres sea cada vez más difusa y, finalmente, se desdibuje por completo.


Referencias bibliográficas

https://www.un.org/es/observances/womens-day/background (consultado el 24/02/2021)

https://www.youtube.com/watch?v=ewnKYN4rmdg (consultado el 02/03/2021)

https://www.abc.es/historia/abci-hildegarda-bingen-monja-hablo-liberacion-sexual-femenina-edad-media-201807180903_noticia.html?ref=https:%2F%2Fwww.google.com%2F (consultado el 02/03/2021)

https://www.redalyc.org/jatsRepo/281/28150017004/28150017004.pdf (consultado el 02/03/2021)

https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/mission-and-objectives/features/WCMS_152727/lang--es/index.htm (consultado el 05/03/2021)


080321 va mujer 2