Castilla-La Mancha se sitúa a la cabeza de la trazabilidad de casos en España con un 76 por ciento del rastreo de los casos

|


030221 rg junta 3




El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado que según los datos ofrecidos por el Ministerio de Sanidad, Castilla-La Mancha es actualmente la Comunidad Autónoma con mejor trazabilidad de los casos positivos.

Así, el consejero ha destacado que esto permite rastrear al 76 por ciento de los contactos de los casos detectados, situándose la provincia de Ciudad Real en el ranking nacional con un 85 por ciento de efectividad.

Esta labor permite detectar antes los casos, aislarles en sus domicilios para que no contaminen a otras personas y poder tener una mayor capacidad asistencial en los hospitales.

Esta labor no sería posible sin el trabajo de los rastreadores, ha explicado Fernández Sanz, destacando que actualmente en Castilla-La Mancha hay 1.021, 884 del ámbito sanitario y 137 rastreadores militares.

Respecto a los datos epidemiológicos, el consejero ha destacado que en esta semana estamos mejor que en las anteriores, con menos casos y hospitalizados y según la Incidencia Acumulada a siete días, con apenas 400 casos, “permite mirar con esperanza los próximos días”, reconociendo que aun así, “los números son delicados”.

Vacunación

Sobre el proceso de vacunación, Fernández Sanz ha destacado que el lunes “habíamos administrado el cien por cien de las vacunas entregadas”, resaltando que ese mismo día se entregaron 21.200 dosis más, tanto de Pfizer como de Moderna.

“En Castilla-La Mancha seguimos priorizando la segunda dosis y además el Plan de Vacunación permite seguir administrando primeras dosis”. En este sentido, ha destacado que hoy mismo se ha comenzado a vacunar en sanitarios del ámbito privado.

Asimismo, Fernández Sanz ha informado que 31.539 profesionales sanitarios públicos ya han recibido la primera dosis de vacunación.

El consejero de Sanidad ha querido destacar que no se ha suspendido el proceso de vacunación, sino que este, se ha postpuesto, ya que han llegado menos vacunas de las comprometidas.

“Actualmente y siguiendo criterios científicos y técnicos, las segundas dosis se pueden administrar a los 21 días de la primera dosis hasta los 28 días, eso ha permitido adaptar el calendario, pero insistimos, no ha habido suspensión del proceso de vacunación”, ha puntualizado.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha querido dejar claro que “no sobra ninguna vacuna”, ya que ha explicado que se deben administrar todas a las personas que pertenecen a los grupos señalados en la Estrategia Nacional de Vacunación.