¿Somos tontos los españoles con las mascarillas FFP2?

|

020221 va mascarillas




En las últimas fechas se han puesto de moda por parte de los medios de comunicación el debate sobre la conveniencia de utilizar mascarillas FFP2. De hecho, en algunos países se están exigiendo su utilización en determinados lugares públicos en detrimento de las mascarillas de tela. Para afrontar este debate con rigor deberíamos fijarnos quien está detrás de la fabricación de la gran mayoría de mascarillas FFP2 que podemos comprar en el mercado. Como podemos comprobar en distintos artículos periodísticos las grandes cadenas de distribución en España fabrican sus mascarillas FFP2 en China por fabricas como Guangdong Asano Technology, Ningo Beilai, Liuyang Sanli, Fujai Minjun o Fujian Youran Health Material Technology. Muchas de estas empresas hasta hace relativamente poco tiempo estaban dedicadas a otra actividad. Claramente se puede percibir que este lucrativo negocio fundamentalmente beneficia a los países asiáticos. La previsión es que el PIB en la eurozona caiga un 7,3% en el año 2020 y crezca en el año 2021 un 4,4% en contraste con el crecimiento del 1,9% que tendrá el país asiático en el año 2020 y un 8,2% en el año 2021. Luego en vista a los datos aportados podemos ratificar el dicho manchego «no me gusta como caza la perrilla» o sea nada es fruto de la casualidad. Como explicaremos más adelante las mascarillas de tela homologadas son una opción segura y recomendable en condiciones normales.


¿Qué características debe tener una mascarilla eficaz?


Antes de seguir con la disertación y sin entrar en un lenguaje legislativo farragoso deberíamos explicar de manera sencilla qué le deberíamos exigir a cualquier mascarilla facial:


Fugas de partículas hacia el interior: Miden las fugas por adaptabilidad a la cara. Este aspecto desde nuestro punto de vista es el crucial y más importante. De qué nos sirve tener una mascarilla con una filtración a las partículas superior al 95% si luego no se adapta a la nariz o al mentón de la barbilla. Bueno este es el gran problema de la mayoría de mascarillas de tela que no están certificadas o utilizan el burdo engaño de mostrar que están fabricadas con un tejido certificado. Si no se adaptan a la cara correctamente no sirven absolutamente para nada. Lógicamente las que están certificadas según la norma UNE0065 o CWA:17553 cumplen este requisito y por tanto son seguras. Desde el punto de vista del consumidor es fácil comprobar a simple vista si la mascarilla se adapta al rostro o deja dos enormes agujeros a ambos lados de la nariz o no cubre totalmente la barbilla.


Eficacia de filtración bacteriana: Esta característica mide la capacidad de filtración a las partículas que tiene la mascarilla y se recomienda que sea superior al 90%


Respirabilidad: Se mide por la presión diferencial del aire al ser inspirado en pascal/cm2. Este aspecto es tan sencillo como la facilidad que tiene las mascarilla para facilitar la respiración a la persona. Se exige que sea en general <60 pascal/cm2.


Compatibilidad con la piel: Se comprueba la irritación o cualquier otro efecto adverso que pueda provocar el material de la mascarilla. Este es un aspecto que en la mayoría se considera menor pero que para algunas personas con tendencia a irritaciones cutáneas es crítico. Lógicamente el 95% de las mascarillas están fabricadas con tejidos o fibras sintéticas que no ayudan a mejorar este aspecto. Son muy pocas las mascarillas faciales existentes en el mercado que utilizan fibras naturales que evitan todo este tipo de inconvenientes.


Una vez resumidas las características principales que debe tener una mascarilla no encontramos una ventaja relevante de la mascarilla FFP2 sobre las mascarillas higiénicas reutilizables certificadas bajo la norma UNE0065 y vulgarmente llamadas mascarillas de tela. Nos referimos como es obvio para su uso en condiciones normales por personas sanas.



¿Hay que usar mascarillas FFP2 para estar protegidos?


Rotundamente NO. Las mascarillas higiénicas homologadas son suficientes para un usuario normal, y ademas ofrecen mejor respirabilidad y compatibilidad con la piel.


¿Dónde radica el problema entre las mascarillas FFP2 y las mascarillas de tela?


El problema fundamental radica en la cantidad de mascarillas de tela que existen en el mercado español y europeo que no cumplen ningún tipo de certificación y cuyo origen para la mayoría de ellas es asiático.


Existen multitud de mascarillas de tela certificadas según la norma UNE0065 y que en su gran mayoría son fabricadas en España cumpliendo toda la normativa española. Estas son elaboradas por PYMES que gracias a este producto han podido reconvertirse, mantener puestos de trabajo y generar riqueza en sus zonas origen.


Por tanto lo que recomendamos fehacientemente es que en vez de exigir el uso de determinado tipo de mascarilla se debería vigilar que no se pudiesen comercializar mascarillas higiénicas reutilizables que no cumplan la certificación española UNE0065. En España hemos creado una legislación para homologar las mascarillas higiénicas de manera segura y recomendable y por tanto nuestra situación es distinta a los otros paises europeos. Debemos exigir que las mascarillas que se comercializan cumplan dicha normativa.


Como ratifica la OCU las mascarillas higiénicas son una opción segura por su respirabilidad y eficacia para su uso en condiciones normales por la población sana.


Además teniendo en cuenta el origen de cada tipo de mascarilla y aunque este no sea un factor determinante para elegir una u otra mascarilla si consideramos que puede ser relevante para nuestro pais el que los españoles usemos mascarillas higiénicas reutilizables homologadas según la norma UNE0065 y fabricadas en España.


Como corolario de este artículo nos volvemos a hacer la pregunta retórica del título con un pequeño matiz: ¿Somos tontos los españoles comprando mascarillas FFP2 fabricadas en Asia en vez de mascarillas higiénicas reutilizables homologadas según la norma UNE0065 y fabricadas en España?


020221 va mascarillas 2


020221 va mascarillas 3