Los orígenes del Mercado Municipal de Valdepeñas

|

240121 VA ORISOS 1


Mercado antiguo en la Plaza de Valdepeñas, con anterioridad a la construcción del Mercado Municipal. Fuente: Revista Ilustración Financiera, Madrid, 1914, p. 3.


El Mercado Municipal ha acompañado la vida de Valdepeñas y su comarca desde 1925 en su actual emplazamiento y, desde época medieval en nuestra plaza. A continuación, haremos un breve recorrido por su historia.


La Plaza de la Constitución fue el punto esencial para el intercambio comercial a través de los diferentes puestos de fruta, verduras o pescados. A estos, se unían nombres desaparecidos en nuestro vocabulario como tablajeros (vendedores de carne), estereros o guarnicioneros.


El proyecto del Mercado Viejo a iniciativa del alcalde Manuel Fernández Puebla, pasó por un largo proceso hasta su construcción (1922-1925). Un mercado de abastos tan necesario en una ciudad pujante y poblada. Valdepeñas (21.015 habitantes) era el tercer núcleo poblacional de nuestra actual región, tras Toledo (23.317) y Albacete (21.512). Por este motivo, el proyecto se presentaba a la prensa como una necesidad primordial en la modernización de la ciudad: “requiere un esfuerzo económico, pero trata de colocar a nuestra querida Ciudad al nivel que le corresponde con el concierto de los pueblos grandes, progresivos y cultos”.


Antes de la ejecución de la obra se presentaron varios proyectos de mercado, más bien, se referían a la ventaja del emplazamiento elegido y, que fueron presentados por dos facciones del Ayuntamiento.


En primer lugar, el proyecto de los concejales Merlo Calero y Ruiz Huesca, propuesta finalmente elegida. Las ventajas de esta ubicación eran las siguientes:


  1. El comercio en general no se perjudica
  2. Se sanea y urbaniza una de las partes más céntricas de la ciudad
  3. Al alinearse la cuesta del palacio con la calle de la Virgen quedaría una vía esplendida y hermosa
  4. El cambio de lugar por la proximidad a la actual plaza en nada alteraría la costumbre para abastecerse el vecindario
  5. El vacíe de las aguas a la Veguilla es muy inmediato pudiéndose aprovechar perfectamente el alcantarillado en construcción del paseo de las escuelas
  6. Por naturaleza del terreno sería de gran facilidad la construcción de sótanos y almacenes
  7. Dentro de la zona a expropiar, existen dos pozos de excepcional abundancia con cuyo caudal posiblemente pudiera abastecerse de aguas el mercado
  8. En la suposición bastante probable de que resultara terreno sobrante y conviniera al municipio su enajenación, obtendría por este concepto una cantidad de bastante importancia.

En palabra de estos concejales: el mercado debe construirse en la Cuesta del Palacio con la orientación de poniente a saliente, expropiándose al efecto, las dos manzanas de casas. No obstante, este es nuestro modesto y humilde parecer, la Excma. Corporación en su alta sabiduría acordará lo que crea más conveniente a los sagrados intereses que le están encomendando.


No fue el único proyecto de Mercado Municipal, a instancia del concejal Eusebio Vasco hubo una propuesta en la “Plaza Valbuena”, las ventajas que ofrecía esta ubicación respecto a la anterior, eran las siguientes:


  1. El comercio no se perjudica
  2. Se sanea y urbaniza uno de los puntos céntricos de la ciudad
  3. Continuar la calle Ambroz hasta la calle de Valbuena
  4. La proximidad del mercado a la Plaza no altera la costumbre del vecindario para proveerse
  5. El vacíe a la Veguilla es inmediato utilizando el callejón que desde la calle del Cristo vierte en la Veguilla
  6. Por la nivelación del terreno, no necesita piso viguetas y ladrillo
  7. En los corrales de las inmediaciones no existen malos olores que hay en el sitio propuesto por los señores Ruiz Huesca y Merlo Calero
  8. El terreno propuesto por los dichos señores vale 50 mil duros y este 20 mil
  9. En la plaza Valbuena el mercado quedaría aislado por las calles Valbuena, Doctor Ambroz, Cárcel (actual calle Juan Alcaide) y la dejada por poniente
  10. El centro de la estación va corriéndose hacia la estación y no al lado opuesto
  11. El solar ocupado por la plaza Valbuena quedaría incluido en el mercado sin gasto alguno
  12. Este punto está libre de las inundaciones de la Veguilla

A lo que esta propuesta añadía: “El que suscribe es de opinión que el mercado debe edificarse en la plaza de Valbuena. No obstante, el Excmo. Ayuntamiento resolverá lo que estime más conveniente para los intereses de esta ciudad”.


Los dos proyectos presentan grandes similitudes entre sus ventajas como: la proximidad a la Plaza (anterior emplazamiento), la influencia en el entorno urbanístico al actuar como eje vertebrador en una de las arterias principales de la ciudad, así como, la cercanía a la veguilla para la gestión de las aguas sobrantes. Quizás una de las diferencias que más llama la atención es el precio de salida de estos terrenos, mientras la Cuesta del Palacio tenía un precio de 50.000 pesetas, la “Plaza Valbuena” eran 20.000 pesetas. Por otro lado, el proyecto de Eusebio Vasco tenía en cuenta el crecimiento de la ciudad hacia el eje Paseo de la Estación e integraba este proyecto en el desarrollo urbanístico imperante en la ciudad. No obstante, su propuesta contempla la problemática generada por las inundaciones en la ciudad.


Finalmente, el proyecto ejecutado fue el de los señores Ruiz Huesca y Merlo Calero. La subasta, con una ejecución inicial de 62.979,99 pesetas, se realizó en el salón de sesiones de la Casa Consistorial ante Notario Público. El 30 de octubre de 1923 se formuló el proyecto para la construcción del Mercado a través de una comisión: el Arquitecto Municipal en la calle Sevilla levantó un croquis a modo provisional.


Uno de los inconvenientes de este proyecto fue la limitada superficie disponible para su ejecución. Al espacio inicial hubo que incorporar parte de la Posada de la Fruta, corrales de los señores Casado y Cerceda, Teatro Romero y casas de los herederos de don Francisco Ruiz Patón y de don Martín Gómez, con una superficie de 1500 metros cuadrados…habría que expropiar la manzana de fincas que comprendía los cuartos de la alparguetería, siguiendo la acera de la Cuesta Palacio hasta la casa de don José Antonio Martín inclusive y por la calle de Bataneros, propiedad de Julián Camacho.


Fuentes:

Archivo Municipal de Valdepeñas, Fondo Eusebio Vasco, Listado de las 60 Ciudades de España, 1910

Archivo Municipal de Valdepeñas, Padrón Municipal, 1894

Boletín Oficial de la Provincia, 27/05/1925, p. 15

El Indígena, 1/01/1923, p. 2

La Ilustración Financiera, 1/09/1914, p. 3


Agradecimientos:

A Belén Barba, por permitirnos disponer de sus fotografías del antiguo Mercado Municipal.


240121 VA ORISOS 2


 

240121 VA ORISOS 3

El antiguo mercado de Valdepeñas y el actual, ocupando el mismo espacio, cien años después. Fuente: Belén Barba y Autora.


240121 VA ORISOS 4


Foto aérea de Valdepeñas en torno a los años 60-70 del pasado siglo, donde se puede apreciar, en la zona marcada, la superficie ocupada por el mercado. Fuente: desconocida.


240121 VA ORISOS 5



240121 VA ORISOS 6


Interior del Mercado antiguo. En la lámina superior, los puestos de frutas y en la inferior, la “Buñolería”. Fuente: Belén Barba.


240121 VA ORISOS 7


Interior del Mercado antiguo con los puestos de las pescaderías. Fuente: Belén Barba.


240121 VA ORISOS 8


240121 VA ORISOS 9


Entrada al Parque Cervantes de Valdepeñas. Verja del cierre perimetral y detalle de la misma. Las verjas de esta zona frontal del Parque son la que en su día se retiraron de la fachada del antiguo Mercado Municipal, recuperadas para el cerramiento de este parque. Fotos Autora.