Manuel López: "El objetivo de la Ruta del Vino de Valdepeñas es desarrollar un territorio social y económicamente"

|

190121 VA MANUEL LOPEZ




Son malos tiempos para la lírica. Malos tiempos para hacer turismo debido a las restricciones marcadas por la situación sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus. Por eso, el 2020, que iba a ser el año de lanzamiento de la Ruta del Vino de Valdepeñas acabó siendo todo lo contrario, un año de cancelaciones y de proyectos que no pudieron salir adelante por razones obvias. De esta forma, el recién comenzado 2021 es un año lleno de esperanza para poder desarrollar todo aquello que no se pudo en su día y cumplir con uno de los objetivos de esta Ruta del Vino, que no es otro que promocionar y fomentar el enoturismo. De todo ello hablamos con su gerente, Manuel López.


¿Qué balance se puede hacer del pasado año dentro de la Ruta del Vino?


Fue una desgracia para la ruta porque iba a ser su año de lanzamiento. A últimos de enero hicimos una asamblea para hacer el lanzamiento y presentar a todos los socios las diferentes actividades que queríamos plantear desde la junta directiva a los socios con el fin de lanzar la ruta a nivel de promoción y de formación para los socios. También queríamos dar a conocer a la población la Ruta del Vino. Pero todo se quedó parado. Trabajamos con redes sociales y cuando empezamos con las diferentes fases de desescalada y se fueron diciendo las diferentes medidas de restricción de los distintos sectores turísticos, como restaurantes, hoteles o bodegas y museos, se les iba mandando la información a los socios para que las fueran aplicando en los diferentes establecimientos. 


También hemos ido actualizando la página web y se incorporaron dos nuevas poblaciones, Torrenueva y Santa Cruz de Mudela. No hemos podido tener reuniones con empresarios para intentar incorporar nuevas empresas a la ruta. Decisión importante de 2020 fue no cobrar la cuota a los asociados. Sí pagaron las instituciones pero no las empresas. Y ahora estamos expectantes para ver qué nos depara el 2021 para saber si podemos desarrollar los diferentes proyectos. Estamos pendientes de si podemos celebrar la junta directiva para planificar los presupuestos de cara a 2021 y convocar esa asamblea que tendrá que ser on line. 


¿Cuántos socios hay?


En total son 25.


¿Hay previsto que se vaya a adherir próximamente alguna otra localidad más?


Ahora mismo no. En cuanto podamos queremos visitar los ayuntamientos que forman parte del ámbito de la Denominación de Origen Valdepeñas, que es la que delimita las poblaciones que pueden entrar dentro de la ruta.


¿Qué ventajas tiene pertenecer a la Ruta del Vino?


La principal ventaja es que forman parte de un proyecto a nivel nacional que es el de las Rutas del Vino de España. Dentro de ese club de productos tratamos de promocionar el turismo vitivinícola o enoturismo. Y ahí potenciamos el resto de sectores, no sólo las visitas y compras de vino a bodegas, sino también alojamientos y restaurantes. Y el fin es desarrollar un territorio económica y socialmente. 


Teniendo en cuenta que con las restricciones no se puede viajar ni hacer turismo, ¿estáis utilizando las herramientas web para que las empresas puedan vender sus productos a través de esas plataformas on line?


Sí. De hecho ahora tenemos en marcha un curso de acompañamiento del marketing digital para que las empresas sepan cómo posicionarse dentro de ese mundo digital tan amplio y que nos va atropellando día a día con las novedades que van surgiendo. Es un paso muy importante para que sepan cómo posicionarse y trabajar para que mejoren su labor en las redes sociales. Con ello van a aprender también a posicionar su página web para aparecer los primeros en los motores de búsqueda. Es lo que vamos a trabajar durante enero. Y luego dependerá de los presupuestos y de cómo organicemos la labor de formación de los socios para continuar en esa línea de labor de promoción que va a ser importantísima y vamos a utilizar todos nuestros canales para hacer la promoción de la Ruta del Vino de Valdepeñas y conseguir que vengan muchos más turistas y captar nuevos socios para hacer más amplia el abanico de ofertas que ofrece la ruta. Lógicamente de lo que ofrece Santa Cruz de Mudela se beneficia Torrenueva y San Carlos del Valle. De lo que ofrece San Carlos del Valle se beneficia Valdepeñas y Moral de Calatrava. Esto es el desarrollo de un territorio y el beneficio de todos. No porque Valdepeñas tenga más oferta por ser una ciudad más grande, el resto de localidades tienen una oferta también bastante interesante y atractiva, ya sea a nivel cultural, patrimonial o gastronómico. Y todo eso lo tenemos que desarrollar para que nos vayan conociendo y seamos más fuertes en el sector enoturístico.


¿Cuántos socios participan en ese curso?


Prácticamente la mitad. Las instituciones ya tienen su propio equipo y hay ciertas empresas que ya tienen también sus equipos propios o tienen contratada una empresa externa que les lleva las redes sociales. Con lo cual, se ha limitado a las empresas pequeñas que no tienen ese poder de trabajar con un equipo o de contratar a una empresa externa para ese fin.


¿Vais a hacer más cursos?


Sí, quedan pendientes algunos de los proyectados para el año pasado. Uno de ellos tiene que ver con el conocimiento del vino, que es una parte esencial conocer el vino de Valdepeñas para que cualquier turista que venga a la ruta y pregunte sobre el vino de Valdepeñas le podamos responder y sepamos defender nuestro producto estrella.


Otro tema que quedó pendiente es el marketing olfativo. Es muy interesante por las sensaciones que percibimos cuando entramos en un local y olemos para que no nos repela y no recibamos un olor desagradable, sino que nos sintamos acogidos y a gusto.


Queda pendiente conocer lo que ofrece cada asociado de la ruta, lo que ofrece San Carlos, Moral, Torrenueva, Santa Cruz de Mudela... Todos los pueblos tienen una oferta importante y todos nos tenemos que conocer entre todos. Si algún turista viene a Santa Cruz y quiere saber qué hay en el Museo del Vino de Valdepeñas o su horario es importante que se le dé la información. 


¿Qué más proyectos hay para este año?


Intentaremos retomar lo que se quedó en el bolsillo el año pasado, como las catas. Por ejemplo para el Día del Enoturismo teníamos previsto hacer una cata de vino y queso en San Carlos del Valle y como pasamos a los diferentes niveles de restricciones no lo pudimos hacer. Las catas las haremos de forma itinerante para que los ciudadanos de las diferentes poblaciones se vayan aficionando también al mundo del vino a través de las catas. Es una tarea importante en la que también nos vamos a centrar.


¿Quieres añadir algo más?


Solamente pedir a los empresarios tranquilidad y decirles que esto va a salir bien con la planificación y responsabilidad que tenemos que tener todos para sacar adelante un sector importantísimo como es el enoturístico y que no se desanimen en ningún momento. Vamos a echarles una mano en lo que podamos y vamos a incidir mucho en la promoción de la propia ruta aprovechando los canales de marketing digital, como redes sociales y webs, así como otros canales donde queremos invertir en publicidad. Queremos redoblar esfuerzos de cara a los turistas que vengan de Madrid, Andalucía o la Comunidad Valenciana a través de herramientas estáticas, como vallas publicitarias o paradas de autobús para que puedan conocernos en esas regiones, que de momento es de donde más nos visitan.