El Convento de los Padres Trinitarios de Valdepeñas

|

100120 VA ORISOS 1


Lámina 1: Álvaro de Bazán y Benavides, II marqués de Santa Cruz de Mudela, I marqués del Viso y Grande de España (1571-1646), pintado por Anton van Dyck. Obtenido de: https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvaro_II_de_Baz%C3%A1n


Cuenta la leyenda que, en un viaje a Almagro, coinciden en el mismo carruaje D. Álvaro de Bazán, segundo Marqués de Santa Cruz y señor de la villa de Valdepeñas y el Trinitario Calzado fray Juan de Dueñas, conventual de La Membrilla.


El Marqués, muy vinculado con las ideas contrarreformistas que imperan en España en torno al siglo XVI, expone al trinitario la necesidad de los habitantes de Valdepeñas de guía espiritual y ayuda religiosa y, por ello, su voluntad de levantar y fundar un convento de religiosos calzados en la localidad.


Así, con el patronato del Marqués de Santa Cruz y las limosnas que se recaudan entre el pueblo, comienzan las obras sobre la antigua ermita de San Nicasio. Cuatro años después, el 9 de noviembre de 1594, se funda el Convento de los Padres Trinitarios, con una misa solemne y algarabía popular.


El Padre San Juan Bautista de la Concepción, reformador de la Orden Trinitaria y fundador de la Orden de los Trinitarios Descalzos, a su regreso de Roma, se ve involucrado en el proyecto y, de esta forma, toma posesión del convento de Valdepeñas en 1600. Comenzando desde aquí, su labor reformista en toda España, con la fundación de varios conventos entre 1601 y 1605, Alcalá, Madrid y Salamanca, Baeza, Córdoba... convirtiendo a Valdepeñas en centro de la expansión de dicha reforma por toda España.


Sin embargo, el emplazamiento del convento no resulta el más adecuado, sobre todo por su cercanía al arroyo de la Veguilla y la insalubridad de las aguas, lo que provoca enfermedades e incluso el fallecimiento de alguno de los hermanos.

Será el mismo San Juan Bautista quien emprenda el proyecto de reubicar el convento en otro lugar, decidiéndose la nueva ubicación en la ermita de San Sebastián. Las obras terminaron alrededor de 1607 pero, además, decide iniciar la construcción de una iglesia anexa al mismo.


Así, con gran boato y devoción, se traslada el Santísimo y se ofrece misa solemne el 30 de noviembre de 1632, aunque la Iglesia no estaba totalmente terminada. No sólo eso, junto al convento, San Juan Bautista de la Concepción promueve la construcción de un Hospital, del que se ocupaba personalmente; para la asistencia de los valdepeñeros menos favorecidos y en el que también reparte comida diaria.


Tanto el convento como la Iglesia fueron convertidos en cuartel por las tropas francesas entre 1810 y 1812 durante la Guerra de Independencia, causando importantes desperfectos. Cuando en septiembre de 1835, siguiendo las instrucciones de la Desamortización de Mendizábal, los monjes Trinitarios son expulsados de su convento, éste es saqueado y convertido, nuevamente en cuartel.


Posteriormente, abandonado y condenado al olvido, hasta 1844, cuando pasa a manos de don Alfonso Sánchez Montalvo, quien lo vende al pueblo de Valdepeñas el 22 de diciembre de 1846.


La Orden intenta restaurarlo y volver a instalarse en Valdepeñas durante varios años, de forma infructuosa. Pero no será hasta 1945 cuando, por iniciativa del alcalde Arturo Espinosa y la Corporación municipal, acuerden ceder los derechos del edificio a la Orden que, por entonces, ocupa parcialmente una comunidad de religiosas Agustinas. Los Padres Trinitarios ocuparían una parte menor de dicho convento, pero que incluía la Iglesia.


La que fue la primera casa de la Reforma Trinitaria en España está en un estado ruinoso, tras años de pillaje, expolio, abandono, una Guerra Civil… tanto la Iglesia como el convento; por lo que se procede a su restauración.


El 9 de septiembre de 1949 se trasladan al templo, en solemne y devota procesión, las imágenes que habían sido rescatadas y salvadas del antiguo convento, Jesús Rescatado y Ntra. Sra. de la Soledad y que estaban depositadas en la Iglesia de Nuestra Señora de Consolación para recibir culto. El Obispo de Ciudad Real, D. Emeterio Echevarría, bendice el templo y se ofrece misa solemne.


Los Padres Trinitarios regresarían de nuevo a la localidad, después de casi cien años.


100120 VA ORISOS 2


Lámina 2: San Juan Bautista de la Concepción. Imagen del retablo de la Iglesia conventual en Valdepeñas. Fuente: Autor.


100120 VA ORISOS 3


Lámina 3: Convento, hacia el primer tercio del siglo XX. Fuente: Cerceda Cañizares, F. J. y García Alcázar, S. (2009): “La Imagen de Valdepeñas a través de las Postales”, en 4º Ciclo de Conferencias “Valdepeñas y su historia”.


100120 VA ORISOS 4

Lámina 4: Foto antigua del Convento de los PP Trinitarios. Valdepeñas. Fuente:

https://www.lanzadigital.com/provincia/valdepenas/la-bodega-valdepenas-la-cueva-las-exposiciones-del-vino/


100120 VA ORISOS 5



Lámina 5: Convento. Primer tercio del siglo XX. Fuente: Cerceda Cañizares, F. J. y García Alcázar, S. (2009): “La Imagen de Valdepeñas a través de las Postales”, en 4º Ciclo de Conferencias “Valdepeñas y su historia”.


100120 VA ORISOS 6


Lámina 6: Interior de la iglesia del Convento de los PP. Trinitarios. Fuente: Brotóns Sánchez, A. (1998): Apuntes históricos de Valdepeñas, p. 110.

100120 VA ORISOS 7



Lámina 7: Fachada actual del Convento de los PP Trinitarios en Valdepeñas. Fuente Autor.



Procedencia de las láminas:

Lámina 1: Álvaro de Bazán y Benavides, II marqués de Santa Cruz de Mudela, I marqués del Viso y Grande de España (1571-1646), pintado por Anton van Dyck. Obtenido de: https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvaro_II_de_Baz%C3%A1n

Lámina 2: San Juan Bautista de la Concepción. Imagen del retablo de la Iglesia conventual en Valdepeñas. Fuente: Autor.

Lámina 3: Convento, hacia el primer tercio del siglo XX. Fuente: Cerceda Cañizares, F. J. y García Alcázar, S. (2009): “La Imagen de Valdepeñas a través de las Postales”, en 4º Ciclo de Conferencias “Valdepeñas y su historia”.

Lámina 4: Foto antigua del Convento de los PP Trinitarios. Valdepeñas. Fuente:

https://www.lanzadigital.com/provincia/valdepenas/la-bodega-valdepenas-la-cueva-las-exposiciones-del-vino/

Lámina 5: Convento. Primer tercio del siglo XX. Fuente: Cerceda Cañizares, F. J. y García Alcázar, S. (2009): “La Imagen de Valdepeñas a través de las Postales”, en 4º Ciclo de Conferencias “Valdepeñas y su historia”.

Lámina 6: Interior de la iglesia del Convento de los PP. Trinitarios. Fuente: Brotóns Sánchez, A. (1998): Apuntes históricos de Valdepeñas, p. 110.

Lámina 7: Fachada actual del Convento de los PP Trinitarios en Valdepeñas. Fuente Autor.