Castilla-La Mancha será la primera región a nivel nacional que menos decrecerá en 2021 respecto a 2019 gracias a la resiliencia del sector agroalimentario

|

020120 rg junta 2




Castilla-La Mancha será la primera comunidad autónoma a nivel nacional que menos va a decrecer en el año recién iniciado respecto a 2019, un 2,3 por ciento, gracias al peso del sector agroalimentario que “en nuestra región es fundamental y nos va a ayudar a salir de la crisis”, según se desprende del Informe de previsiones de la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas), de diciembre de este año y que pone de manifiesto que las regiones con menor caída del PIB son aquellas que cuentan con un mayor peso del sector agroalimentario.

 
Así lo ha afirmado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que este primer sábado del año, en una entrevista en la Cadena SER, ha querido reconocer esta realidad, “en una comunidad donde dicho sector representa el 16 por ciento del PIB”. Asimismo, ha mostrado su apoyado a los agricultores y ganaderos y al resto de los eslabones de la cadena agroalimentaria que han demostrado durante la pandemia “su compromiso” con la sociedad, “algo que debe seguir valorándose en este 2021”.
 
“Castilla-La Mancha es una región muy rural, agraria, con un gran peso de la agricultura y la ganadería”, ha significado, añadiendo que durante 2020 ha estado trabajando en los “momentos más duros de la pandemia” ofreciendo a la ciudadanía los mejores alimentos del mundo, los productos de cercanía y de Dieta Mediterránea, “y lo ha hecho, con garantías, la mayor seguridad alimentaria y precisión. Por eso, en 2021 nos tenemos que poner como objetivo seguir reconociéndolo como pilar básico de nuestra sociedad”.
 
Además, el consejero ha calificado como “dato esperanzador”, proveniente del informe de Funcas, el valor de las exportaciones agroalimentarias, que de enero a octubre de 2020 en Castilla-La Mancha han representado el 37 por ciento del valor de la facturación total de la región, “el porcentaje más alto, con cuatro puntos más que en años anteriores”.
 
En este sentido, ha subrayado que “el sector ha servido de palanca de movilización desde el punto de vista de generación de empleo y de riqueza en un año tan difícil como 2020 y así va a ser también en el año 2021”.
 
Comercialización
 
Por eso, uno de los pilares fundamentales para este año ya en curso es el empuje a la comercialización de los productos agroalimentarios, según ha subrayado Martínez Arroyo, “para que se sigan vendiendo en todo el mundo y nuestra vocación productiva debe ser exportación”.
 
Igualmente, ha detallado que de manera paralela se han desarrollado en la Comunidad Autónoma fórmulas de complemento de renta para agricultores y ganaderos, como las nuevas bases de los canales cortos de comercialización, el pasado 30 de diciembre, o la entrada en vigor el 3 de diciembre del decreto de venta directa.
 
En este punto, ha valorado el acuerdo de Reino Unido y la Unión Europea, al que ha denominado de “importante” y que va a suponer aranceles cero. “Ha imperado el sentido común y tanto los productores europeos como los consumidores británicos se van a beneficiar”, ha señalado el consejero, mostrando que de esta forma espera que, con el nombramiento del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se eliminen los aranceles impuestos a productos agroalimentarios por el anterior Gobierno norteamericano.
 
En este sentido, ha destacado que 2020 ha sido año de absoluta resiliencia del sector agroalimentario que se demuestra también en que se ha seguido vendiendo en EEUU pese a los aranceles, incluso incrementando la facturación, una muestra “de la capacidad del sector a adaptarse a las circunstancias de los mercados”.
 
Agua
 
Según ha puntualizado el consejero, otro de los ejes de 2021 será el agua, matizando que tras el acuerdo alcanzado en Castilla-La Mancha en una posición común entre los agentes económicos sociales y políticas en materia agua, “desde Castilla-La Mancha se seguirá trabajando con todas las partes implicadas en la defensa de este bien público, siempre desde la solidaridad para que el agua sirva para mantener la biodiversidad y el medio ambiente y además, como elemento generador de desarrollo económico en el medio rural, y como elemento vertebrador desde el punto de vista del reto demográfico”.
 
Así, Martínez Arroyo ha resaltado algunos aspectos relevantes para la región, como la puesta en marcha en 2021 de la Tubería a la Llanura Manchega para la cual ya se ha procedido a la firma con siete municipios del Alto Guadiana o los 40 millones euros que se van a invertir desde la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha en infraestructuras municipios ribereños.
 
“Más jóvenes en 2021”
 
Y para el presente y futuro del sector que “tira del carro” de la economía castellano-manchega, “los jóvenes”, según ha puntualizado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.
 
Castilla-La Mancha, ha dicho el consejero, es la Comunidad Autónoma donde más jóvenes se han incorporado al sector: “en cuatro años 2.660, todos con ayuda de la administración”.
 
En este sentido, ha detallado que a finales del año 2020 se han publicado las bases de la nueva convocatoria de incorporación con planes de mejora en sus explotaciones, con un total de 100 millones euros para que todos se incorporen con ayudas. Así, Martínez Arroyo se ha mostrado convencido de que “otra vez Castilla-La Mancha será líder en este ámbito, y es que sin jóvenes no hay innovación y no hay futuro”.
 
La PAC, para garantizar la renta
 
El último de los pilares destacados por el consejero ha sido la Política Agraria Común (PAC) que “vuelve a ser una herramienta esencial para garantizar la renta de los agricultores y ganaderos”.
 
En esta línea ha destacado el acuerdo fundamental alcanzado sobre el presupuesto ordinario de la UE de aquí al 2027, y sobre los fondos extraordinarios para la recuperación de la economía tras la pandemia, en total hasta 1,8 billones de euros para toda la UE.