Mensaje de Navidad del grupo municipal popular de Valdepeñas

|

231220 va pp




Es muy complicado utilizar palabras de aliento para finalizar un año tan difícil como este que vamos a dejar atrás en breve. Nos han dejado personas cercanas que han marchado en soledad, dejando atrás tantas familias rotas y tantos remordimientos. Otros han perdido su trabajo o siguen en ERTE, y qué decir de tantos comercios, bares, restaurantes, autónomos, pequeñas empresas que atraviesan por una situación muy difícil y que ven complicado seguir adelante. Tampoco nos podemos olvidar de las familias que no llegan a fin de mes, los mayores, muchos en residencias, sin poder recibir las visitas de los hijos y de los nietos desde hace muchos meses, sin poder tocarles, abrazarles, contar sus cosas del pasado…. Y de esta forma y en esta situación, con la esperanza de unas vacunas, que como sociedad podemos decir que son el milagro que esperamos, llegamos a una Navidad diferente, con un niño Dios, desprovisto más que nunca, de todo, a veces hasta de esperanza, pero que sin duda nos aferra al suelo, a nuestros pueblos y familias, como nunca habríamos soñado.


No podemos olvidar agradecer a todas esas personas que pusieron sus vidas en peligro por todos, desde el personal sanitario y no sanitario del Hospital General de Valdepeñas, conductores de ambulancias, personal de las distintas residencias de mayores y discapacidad, personal de ayuda a domicilio, servicio de comidas a domicilio, a la policía local, guardia civil, policía nacional y bomberos, protección civil, al personal de las farmacias, tiendas de alimentación, transportistas, taxistas y demás servicios esenciales, a los agricultores, a los empleados del cementerio municipal y servicios funerarios, a los sacerdotes que rezaron por tantos fallecidos. Y por supuesto, a los voluntarios que se organizaron y pusieron su tiempo y su dinero, y se expusieron, para poder llevar mascarillas, batas o pantallas a quienes estaban en primera línea sin el material apropiado. Tampoco se nos olvidan los profesores que han ayudado a nuestros hijos a superar el curso en una situación tan adversa. Y como no, a los niños, que dieron ejemplo, sin perder la alegría durante el confinamiento y que siguen haciéndolo hoy.  Por estos últimos hemos de hacer un esfuerzo todos para que disfruten de forma especial la Navidad.


Estos días de Navidad los viviremos de forma especial y diferente, pero serán días que siempre recordaremos. Tenemos que vivirlos intensamente, pese a los momentos que vivimos, y tenemos que disfrutar de los nuestros con el máximo cuidado y responsabilidad.


Hoy es obligado que nos acerquemos al pequeño comercio de Valdepeñas, este año necesita más que nunca que nuestras compras navideñas se queden aquí. También tenemos que disfrutar de nuestra extraordinaria hostelería valdepeñera, pero por supuesto, cumpliendo con todas las medidas de seguridad establecidas. Y hoy, más que nunca, no nos podemos olvidar de quienes sufren y necesitan de nuestra generosidad y solidaridad, y agradecer a las ONG locales que trabajan y velan por los más desfavorecidos.


Tenemos que dejar atrás las mentiras, las puestas en escena sin sentido, tenemos que remar juntos para conseguir la ciudad que queremos, porque nadie puede quedar atrás. Valdepeñas ha sido siempre y es, una ciudad de valientes, de héroes y heroínas, y estamos convencidos de que juntos saldremos adelante y afrontaremos los problemas y las dificultades, así como los nuevos retos que nos propongamos. Es necesario que todos colaboremos y trabajemos de forma incansable, y quienes representamos a los vecinos debemos hacerlo aún con más entrega y dedicación.


Confiamos en que este año sólo ha sido un bache en el camino, y que el futuro esté lleno de esperanza e ilusión. En nombre del grupo municipal PP de Valdepeñas, les deseo feliz Navidad, mucha salud, y un 2021 repleto de momentos compartidos, y que vaya nuestro recuerdo especial a todos los que marcharon sin despedirse, y a los que se fueron sin tener que haberse ido.