La Diputación comienza a trabajar en el Plan de Sostenibilidad Turística de Cabañeros con posibilidades reales de afrontar el reto demográfico

|

161220 cr dipu




El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, firmó ayer en Toledo con el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés Verelst, el Plan de Sostenibilidad Turística para el Parque Nacional de Cabañeros, uno de los tres proyectos de Castilla-La Mancha seleccionados que hoy echa a andar para consolidar un modelo de gestión basado en la sostenibilidad turística que contribuya al desarrollo de comarcas de interior.

Caballero ha calificado de "regalo de aniversario", porque la firma ha coincidido con que se cumplen 25 años de la declaración de Cabañeros como Parque Nacional, la puesta en marcha de esta iniciativa, una actuación que supone "una maravillosa inversión" de 1.800.000 euros, montante que se ejecutarán a lo largo de tres años con el objetivo de que aumente el número de visitantes a un entorno natural que ya es sostenible.

Atendiendo al acuerdo que se ha rubricado, un 40 por ciento de la citada inversión la aportará el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, otro 40 por ciento la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el 20 por ciento restante será financiado por las Diputaciones de Ciudad Real y Toledo, demarcaciones a las que pertenecen los siete municipios que se beneficiarán del plan.

Caballero, que estuvo acompañado en la capital regional por la vicepresidenta primera de la Diputación, María Jesús Villaverde, ha dicho que ahora es cuando todas las administraciones tienen que plantearse la importancia que tiene el reto demográfico, porque es la última esperanza para el mundo rural, para que haya una verdadera posibilidad de superar un mal endémico que se viene arrastrando como es la despoblación.

Ha hecho referencia también Caballero a que se necesita ganar de nuevo la confianza de los ciudadanos. Y ha añadido que, aunque es cierto que hace 25 años se logró convertir lo que iba a ser un campo de tiro en un Parque Nacional, en la actualidad quedan muchas esperanzas, ilusiones y anhelos por satisfacer.

Ha afirmado, por otro lado, que la incorporación del Gobierno de España es fundamental, aunque quedaría por contar con una verdadera aportación de fondos europeos, ya que el modelo que impera en la actualidad no es sostenible, porque hay millones de habitantes que residen en pocos kilómetros cuadrados, mientras existen grandes extensiones de territorios que, aunque acreditan potencialidades destacables, pierden población.

Con el Plan de Sostenibilidad del Parque Nacional de Cabañeros se pretende incrementar la participación de agentes públicos, el sector privado y la ciudadanía, así como poner en valor un patrimonio natural de gran dimensión y actuar sobre el patrimonio cultural de los municipios afectados, pueblos que, por el deterioro o por las medidas desarrollistas que se han llevado a cabo, requieren ser recuperados y embellecidos. Asimismo, la ejecución del Plan ayudará a frenar la despoblación del territorio apostando por actividades económicas que se mantengan en el tiempo. Contribuirá, del mismo modo, al fortalecimiento del ente gestor turístico del Parque Nacional de Cabañeros.