Cuidar lo cercano, apoyar al pequeño comercio de Valdepeñas

|

121220 VA CALLE ESCUELAS NAVIDAD




De nuevo vemos como se acercan las fiestas de navidad, año nuevo y reyes, nuestra ciudad vuelve a cubrirse de luces y adornos navideños y ese encanto propio del inicio del invierno comienza a notarse en las calles. Cierto es que éstas van a ser unas navidades “raras”, unas navidades sujetas a restricciones de reunión y horarias, donde todos y todas debemos cuidarnos un poco más para poder seguir juntarnos con nuestros mayores; unas navidades condicionadas por una pandemia brutal a la que tenemos que combatir unidas y que por desgracia afecta más (tanto sanitaria como económica y socialmente) a los más vulnerables.


El pequeño comercio y las PYMES en general, han sido uno de los sectores más perjudicados en esta difícil situación. Se han vistos abocados a cerrar durante meses, a establecer limitaciones horarias y de aforo, a ver reducida la movilidad para los potenciales clientes de comunidades cercanas… Según diversas fuentes 160.000 pequeños negocios podrían terminar cerrando a finales de año, una sangría que se llevará previsiblemente miles de puestos de trabajo por delante[1].

Mientras tanto Amazon logra unos beneficios espectaculares, logrando unos beneficios de 6.331 millones de euros sólo en 

el tercer trimestre de 2020[2]. Es normal: en tiempos de pandemia puede parecer más seguro, más cómodo y hasta en algunas pocas ocasiones más barato comprar a grandes distribuidoras online. No obstante, en estas fechas debemos hacer un pequeño esfuerzo e intentar comprar nuestros regalos navideños en el pequeño comercio de Valdepeñas. Porque seguramente podemos encontrar un fantástico portátil o una tablet en “PCBOX Valdepeñas”, “Cañadas” o en Informática “La Mancha”; un buen libro en TBO, unas buenas deportivas en “Calzados Molina” o comprar el cordero para la comida de Nochebuena en “Frescos el Buen Comer” y el pescado en “Las Cantábricas”, por citar solamente unos pequeños ejemplos.


Esto no es sólo una moralina navideña. En tiempos difíciles tenemos que intentar cuidarnos todos y todas. Esto implica que no podemos dejar caer el pequeño comercio valdepeñero, que tanta fuerza ha tenido en nuestra localidad y tantos empleos dependen de él. Mientras las grandes plataformas como Amazon sólo tributan 4 millones de euros en España[3], nuestros sufridos comerciantes pagan impuestos y tasas de manera religiosa y emprenden con mucho esfuerzo para poder seguir levantando la persiana todos los días. Es cierto que las instituciones son las que deben intervenir y promover ayudas para este sector, pero entre todos y todas tenemos que intentar que la crisis no se lleve por delante el pequeño comercio que tanto ha caracterizado a nuestra localidad.


Este año no se trata de salvar las navidades, tenemos que salvar muchas cosas y una de ellas es nuestro pequeño comercio.