​Juanjo Catela: “Llegué a Valdepeñas y volví a creer en mí, a ser el jugador que soy y sólo tengo palabras de agradecimiento para el club”

|

101220 VA CATELA




No lleva ni siquiera un año en el Viña Albali Valdepeñas pero pronto se ha convertido en una pieza clave en el equipo que dirige David Ramos. Llegó procedente de Palma pero reconoce que en la Ciudad del Vino ha logrado volver a creer en él y ser el jugador que es. Y es que de sus botas salen auténticas genialidades sobre la pista. Por algo le llaman “el mago de Cádiz”. Con él hablamos en esta entrevista en la que también conocemos su lado más personal con nuestro test de 10 preguntas.


En el último partido de Liga lograste marcar. Ganabais con una diferencia de dos goles pero al final el partido se empató. ¿Qué crees que falló?


En los últimos partidos estamos teniendo altibajos. En el último partido dejamos de ganar dos puntos  porque el partido estaba prácticamente hecho, cometimos un fallo al final del partido y acabamos pagándolo. Lo llevo diciendo un poco de tiempo, que la temporada está siendo un poco atípica, sufrimos un segundo confinamiento, no llegamos a estar bien del todo porque el equipo jugó ante el partido de Palma empezando a entrar en su mejor versión pero luego nos confinaron otra vez. Es lo que estamos viviendo todo el mundo y no queda otra que seguir. Esta semana tenemos un partido muy importante fuera de casa en el que sólo vale ganar.


¿Cómo viviste la vuelta de la afición? ¿Había ganas?


Sí, la verdad es que se nota mucho. Si hay una cosa que a nosotros nos hace falta es la afición porque el año pasado ya se vio que en casa no perdíamos ningún punto y creo que una de las cosas por las que no se perdían era porque aquí, con la afición y el campo lleno, es difícil que los rivales ganen.


¿Cómo estás viendo al equipo? Dices que un poco irregular…


Sí, nos queda mucho para estar a nuestro mejor nivel tanto en el colectivo como individual. Sólo nos queda seguir trabajando hasta que las cosas salgan.


¿Cómo te encuentras físicamente?


Creo que todavía me queda mucho para llegar a mi mejor nivel. Estoy intentando poco a poco darlo pero todavía me queda un poco. Es verdad que venimos de un confinamiento, con los parones, y hay jugadores a los que les cuesta más que a otros y a mí me está costando un poco más. Pero yo estoy trabajando. Trabajar y trabajar, no me queda otra.


¿Qué versión de ti veremos esta temporada?


Esperemos que la mejor. Como mínimo, lo que pude dar a final del año pasado, que fue cuando me empecé a encontrar mejor. Intentar dar lo mejor posible para que el equipo otra vez esté arriba.


¿Cómo ves a vuestro rival de este viernes en Liga, el CD Xota?


Es un rival que lleva muchos años estando arriba, que en su casa es muy difícil ganar, aunque han tenido muchas salidas. Pero es un equipo que, aunque tenga mucha gente nueva, va a ser muy complicado, son muy intensos. Creo que el equipo está capacitado para sacar de allí los tres puntos y hay que creérselo.


¿Qué balance puedes hacer de este primer año en Valdepeñas?


Son todas cosas buenas. Venía de Palma de no encontrarme bien el año que estuve allí. Llegué aquí y volví a creer en mí, a ser el jugador que yo soy y sólo tengo palabras de agradecimiento para el club porque al final me estoy encontrando a mí mismo.


¿Qué deseas para el Año Nuevo?


Primero, que esta pandemia se acabe, que los pabellones se llenen, que volvamos a disfrutar del fútbol sala como es y, mínimo, que volvamos a hacer las cosas como el año pasado.


JUANJO CATELA EN 10 PREGUNTAS


¿Eres supersticioso?


Sí. Suelo ponerme las espinilleras siempre a la derecha, después a la izquierda, cuando salgo al campo también salgo con la derecha, me suelo lavar la cara antes de salir. Tengo mis manías. Soy también cristiano y me gusta tener mis cosas.


Aparte del fútbol sala, ¿tienes alguna otra dedicación?


No, ahora mismo no. Me dedico completamente al fútbol sala.


¿Un lema?


Creer.


¿Un hobby?


Vengo de Cádiz y allí siempre he jugado al fútbol. Mi hobby siempre ha sido éste. Desde que tengo tres años le he dado patadas a un balón y es con lo que me quedo.


¿Tu comida favorita?


El puchero de Cádiz.


¿Adónde te gusta escaparte en tus ratos libres?


A Cádiz. No hay mejor sitio que Cádiz, sus playas, lo tiene todo y aparte tengo la suerte de tener allí a mi familia, así que creo que mi lugar es Cádiz.


¿Playa o montaña?


Playa.


¿Qué rasgos te definen?


Soy un chaval ambicioso, que creo mucho en mí y cuando las cosas se ponen complicadas, sólo creo en mí.


¿Qué es lo mejor que has oído de ti que hayan dicho otros?


Que tengo mucha calidad, que si quiero puedo conseguir muchas cosas. Eso en la pista. Y en lo personal, que soy muy amigo de mis amigos y que por la gente que quiero, lo voy a dar todo.


Si no hubieras sido jugador de fútbol sala, ¿qué te hubiera gustado ser?


Ahí me pillas porque he tenido la suerte de que desde que soy muy joven siempre he querido dedicarme al fútbol. Me cambié del fútbol al fútbol sala, dije que me iba a dedicar a esto y por suerte lo he conseguido. Estoy viviendo de esto, por suerte lo he conseguido y seguiré luchando para conseguir más.