Los tribunales dan la razón a García Carrión en su lucha por la transparencia del etiquetado de la D.O. Valdepeñas

|

021220 VA GARCIA CARRION




Bodegas García Carrión ha mostrado su satisfacción, a través de un comunicado enviado a la prensa, después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Valdepeñas haya aceptado las medidas cautelares planteadas por esta empresa a través de su asociación, Avival, por lo que destacan que "a partir de ahora se podrá poner en la contraetiqueta de la D.O. Valdepeñas si un vino es Reserva o Gran Reserva".


Con esto, apuntan, "se acaba con el fraude denunciado por García Carrión: a partir de ahora un vino sin crianza tendrá que poner de qué año es la uva, por lo que se acaba con la práctica fraudulenta de pedir etiquetas genéricas de tinto sin año y ponerlas en vinos crianza, reserva y gran reserva" y añaden que esta práctica "era posible por la existencia de una etiqueta genérica para todos los vinos tintos, que no epecificaba de qué año era el vino, como venía reclamando García Carrión".


Además, esta medida cautelar acaba también con lo que desde García Carrión califican como la "trampa" del decálogo promovido por el consejero de Agricultura, "que establecía unos plazos para poner reserva y gran reserva a los vinos D.O., pero que permitía que todos los vinos de antes de 2017 pudieran seguir llevando la etiqueta genérica, lo que en la práctica perpetuaría 10 ó 12 años más las prácticas fraudulentas denunciadas por García Carrión".


Igualmente, García Carrión apunta en el comunicado que se le imponen las costas del procedimiento judicial a la D.O. Valdepeñas.