El Gobierno regional aprueba una ampliación de las medidas COVID por más de 2 millones de euros para garantizar la igualdad y la seguridad en el ámbito educativo

|

181120 RG JUNTA 4




El Consejo de Gobierno aprobó en su reunión de ayer una ampliación de las medidas COVID-19 por importe de 2,1 millones de euros en el ámbito educativo, con el fin de seguir garantizando tanto el derecho a la educación del alumnado como las medidas de seguridad e higiene necesarias para el conjunto de la comunidad educativa.

 
“Este paquete de medidas está destinado a aumentar las ayudas en materia de préstamo de libros de texto, aumentar la contratación de aulas prefabricadas que ha sido necesario implementar en el periodo de matriculación extraordinario, y también para reforzar el sistema de prevención de riesgos laborales así como la implementación de la Enfermería en este sistema de prevención de riesgos laborales que protege la salud de docentes y no docentes”, ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno.
 
La primera medida ha sido aumentar en un millón de euros la cantidad destinada al programa de préstamo de libros de texto, lo que significa que en este curso se invertirán un total de cuatro millones cuyos beneficiarios y beneficiarias son el alumnado de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria alcanzando casi 74.000 alumnos y alumnas, lo que supone un incremento de un 11 por ciento en relación al año pasado “porque la crisis económica ha empeorado la situación económica de muchas familias en Castilla-La Mancha”, ha explicado Blanca Fernández.
 
La consejera también ha recordado que Castilla-La Mancha cuenta con un potente programa de becas de comedor en el que se atiende a 25.000 alumnas y alumnas. “Con estas 74.000 ayudas y las 25.000 becas de comedor, uno de cada cinco alumnos de la región recibe algún tipo de ayuda o varias por parte de la Junta de Comunidades porque la equidad ha sido siempre una seña de identidad del sistema público educativo de Castilla-La Mancha, pero más aún en plena crisis económica como la que estamos viviendo por tanto aumentamos un 20 por ciento el presupuesto en el sistema de préstamo de libros”, ha detallado la portavoz.
 
Seguridad frente a la COVID
 
Con el fin de garantizar la distancia y las medidas de seguridad, también se autorizó ayer por importe de 535.473 euros la contratación de 19 módulos prefabricados para nueve centros educativos de la provincia de Toledo, con el fin de dar respuesta a las más de 2.000 matriculaciones que se han producido en período extraordinario como consecuencia de la decisión de muchas familias de venir a vivir a Castilla-La Mancha.
 
“La instalación de estas aulas prefabricadas, que siempre hemos combatido y que habíamos reducido a la mitad en estos últimos años, ahora se hacen imprescindible para ganar espacio a las cuatro paredes que tiene un centro escolar para hacer desdobles en las aulas, para poder garantizar las medidas de seguridad frente a la COVID y para poder responder a las necesidades de matriculación en los centros educativos”, ha explicado la portavoz del Gobierno.
 
Dentro de este paquete de medidas COVID, y ya en el ámbito de la prevención de riesgos laborales, se invertirán 600.000 euros de los cuales 460.000 serán para prorrogar hasta final de curso la contratación de 10 técnicas y técnicos superiores en Prevención de Riesgos Laborales, que han reforzado el sistema de prevención ya existente. Su función será continuar con el asesoramiento a los centros educativos en la elaboración de planes de contingencia ante la COVID-19, dar respuesta a posibles incidencias que pueden surgir ante los riesgos de exposición al virus y también para la protección de los más de 30.000 docentes que conforman la plantilla educativa de Castilla-La Mancha.
 
Asimismo, se prorroga el contrato de seis profesionales de Enfermería y se contratan a otras dos más por importe de 146.000 euros hasta la finalización del curso escolar para reforzar el sistema de prevención de riesgos laborales y que realizan labores complementarias de rastreo y asesoramiento en los centros educativos.
 
Tranquilidad y seguridad a familias y comunidad educativa
 
En definitiva, ha explicado Blanca Fernández, con esta inversión de 2,1 millones de euros, ya son más de 120 millones de euros extraordinarios los que se han invertido en este curso para garantizar la salud del alumnado y de la plantilla docente y no docente. Las medidas adoptadas han sido la contratación adicional de más de 3.000 docentes; 180 personas trabajadoras adicionales de limpieza; 72 profesionales más para dar una mejor respuesta educativa en centros de educación especial y escuelas infantiles; 10 técnicos y técnicas Superiores en Prevención de Riesgos Laborales y 8 profesionales de la Enfermería.
 
“Un conjunto de medidas que en definitiva pretenden dar tranquilidad a las familias y proteger la salud de los escolares de Castilla-La Mancha y prueba de que lo estamos consiguiendo entre todos es la bajísima incidencia del virus en las aulas de Castilla-La Mancha”, ha concluido Blanca Fernández.