Nuevas Generaciones del Partido Popular de Valdepeñas inician una campaña de apoyo a los centros educativos concertados de la localidad

|

111120 va nngg




Nuevas Generaciones del Partido Popular de Valdepeñas han iniciado una campaña de apoyo a los centros educativos concertados de la localidad mostrando así su desacuerdo con la Ley Lomloe, también conocida como Ley Celaá, por ser la ministra de Educación, Isabel Celaá su impulsora. 


Así, desde NNGG han mostrado su apoyo a los centros educativos concertados de la localidad que, según esta formación, estarían afectados por esta ley, como son los colegios Nuestra Señora de los Dolores, San Agustín, Santísima Trinidad y Virgen de la Cabeza.


Y es que, según ha declarado Marta Sánchez, de NNGG de Valdepeñas, "el Gobierno ha aprovechado la segunda ola de la pandemia para prorrogar la Ley Celaá, que pretende eliminar la libertad de los padres a elegir el centro de escolarización de sus hijos". Además, según NNGG, afectaría a más de 260.000 profesores que ejercen su trabajo en centros concertados.


En el caso de Valdepeñas "buena parte del alumnado de Infantil y Primaria acude a estos centros concertados y en cada centro hay más de veinte docentes y si esta ley sale adelante, esos profesores irán a la calle y a eso hay que sumar los puestos de trabajo indirectos como personal de limpieza y mantenimiento, lo que afectaría a más de 250 familias de la localidad".


Por eso desde NNGG "queremos defender la educación concertada porque estamos de acuerdo con una educación en libertad y que está en el marco constitucional", según Sánchez.


Por su parte, la presidenta provincial de NNGG del PP, Victoria Gómez, ha anunciado que van a iniciar una campaña de recogida de firmas en defensa de la educación concertada y en contra de la Ley Celaá, además de presentar un recurso de inconstitucionalidad. "Desde NNGG consideramos que es importante que los ciudadanos se sumen a esta recogida de firmas, ue es un ataque a nuestra libertad individual y colectiva", ha señalado Gómez, quien ha añadido que "en el caso de Valdepeñas vemos que puede ocasionar una gran tasa de paro y si a eso sumamos el paro juvenil consideramos que es una ley que tiene que ser rechazada y vamos a luchar por ello".