El Gobierno de Castilla-La Mancha adapta su hoja de ruta para cumplir con los proyectos y compromisos adquiridos con la ciudadanía

|

111120 rg junta 3




El Gobierno de Castilla-La Mancha está adaptando su hoja de ruta para dar respuesta a la crisis sanitaria, económica y social generada por la COVID-19, cumpliendo todos los compromisos adquiridos con la ciudadanía tanto en el Debate de Investidura, como en el Debate sobre el Estado de la Región y en el programa electoral.

 
“No se trata de otra cosa más que de cumplir con lo que nos comprometimos y sin ninguna duda saber adaptar esa hoja de ruta a las circunstancias actuales, que son muy crueles, son muy duras e indudablemente han cambiado toda nuestra realidad”. Con estas palabras lo ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en su comparecencia de esta mañana en la que ha explicado que el Ejecutivo autonómico lleva dos días trabajando intensamente “para cumplir la palabra dada”.
 
Fernández ha indicado que “ya llevamos un alto grado de cumplimiento” de los más de 1.100 compromisos adquiridos por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y ha añadido que el Gobierno está en condiciones de cumplirlos todos, adaptándolos para que sean más eficaces en el contexto actual pero, en cualquier caso, “cumpliendo la hoja de ruta con la que nos comprometimos porque, como ya ha manifestado alguna vez el presidente, no vamos a utilizar la crisis sanitaria ni la económica como excusa para no cumplir con la palabra dada”.
 
Captación de Fondos Next Generation
 
Precisamente hoy, el trabajo del Gobierno está centrado en el análisis de todos los proyectos diseñados para la captación de los Fondos Europeos Next Generation destinados a los Estados miembros de la UE para la salida de la crisis. En ese sentido, la portavoz ha expresado la intención del Gobierno de impulsar esa salida apoyando el tejido económico y el cambio del modelo productivo siguiendo el camino marcado por Europa que es el de la sostenibilidad, la economía verde, la transición justa, la transición energética, la digitalización y la economía circular.
 
A lo que ha añadido el manteniendo de todos los compromisos en materia sanitaria, educativa y social. En particular, ha señalado Blanca Fernández, los que tienen que ver con las infraestructuras en estos ámbitos “que son esencialmente los más importantes en este momento”, y también los compromisos relacionados con el empleo público, la lucha contra el despoblamiento, que está imbricando el Gobierno en todas sus acciones, además de las mesas de participación en las que se está trabajando el borrador de ley contra el despoblamiento.
 
Proyectos para cada eje ‘palanca’ o ‘tractor’
 
Blanca Fernández ha explicado que el Gobierno va a presentar proyectos en los 9 ejes palanca o tractores articulados por el Gobierno de España para incidir directamente en aquellos sectores productivos con mayor capacidad de transformación del tejido económico y social. En todos ellos, el Ejecutivo está preparando cientos de proyectos, con un presupuesto muy ambicioso, que se acabarán de pulir y cerrar en las próximas semanas.
El primero de ellos - la Agenda urbana y rural, la lucha contra la despoblación y el desarrollo de la agricultura - cuenta con proyectos que contemplan un plan de rehabilitación de vivienda, una estrategia de movilidad sostenible que responda a los retos del medio rural en el siglo XXI y la apuesta por la digitalización y la transformación de la cadena logística del sector alimentario.
 
El Gobierno también está analizando proyectos relacionados con la apuesta por las infraestructuras y ecosistemas resilientes incluidos en el eje 2 que es el Plan de Conservación y Restauración de Ecosistemas o el Plan de Preservación de Infraestructuras Urbanas, Energéticas y de Transporte, entre otros.
 
Por lo que respecta al tercer gran eje tractor - la Transición energética justa e inclusiva - la consejera portavoz ha explicado que el Gobierno quiere aprovechar el potencial que tiene Castilla-La Mancha “para posicionarnos estratégicamente como líderes en energía renovable”, apostando por una hoja de ruta en la que hay proyectos relacionados con el hidrógeno, redes inteligentes y con sistemas de almacenamiento energético alternativos.
 
Otro de los ejes palanca es la Administración para el siglo XXI en lo que tiene que ver con la accesibilidad y la digitalización para que la Administración pública actúe como motor de los cambios tecnológicos. En éste, Blanca Fernández ha subrayado la necesidad de que esa trasformación dé respuesta a las necesidades de una población rural y dispersa como la regional, simplificando los profesos administrativos, facilitando la vida a la ciudadanía y las inversiones.
 
El quinto eje tiene que ver con la modernización y digitalización del ecosistema empresarial. “Es muy importante que nuestras empresas sean competitivas y la apuesta del Gobierno es muy importante porque el tejido productivo, sobre todo las pymes que son las que configuran el tejido productivo de Castilla-La Mancha, es el que más está sufriendo en este momento, por lo que aprovechar los fondos europeos para la transformación digital es imprescindible y para ello sabemos que como Gobierno tenemos un papel indispensable”, ha dicho al respecto.
 
Castilla-La Mancha también presentará proyectos dentro del Pacto por la Ciencia y la Innovación y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud que estarán relacionados principalmente con la tecnología e infraestructuras sanitarias y con las energías renovables para que todos los edificios públicos estén alimentados con energías limpias. En ese sentido, Blanca Fernandez ha detallado que el Gobierno quiere dar un impulso a la biomasa, la geotermia o la aerotermia para contribuir a parar el cambio climático.
 
Por lo que respecta al séptimo eje tractor, la Educación y el conocimiento, la consejera ha destacado que es el momento de dar un impulso a la Formación Profesional vinculada a la empresa, que no puede escapar al concepto de digitalización e innovación.
 
El octavo eje, la Nueva economía de los cuidados y políticas de empleo, se ha de aprovechar para tres grandes cuestiones: que la labor de los cuidados no sea una carga solo en los hombros de las mujeres, que se pueda convertir en una opción de empleo en muchas zonas, y la modernización de las políticas activas en el empleo.
 
El Desarrollo de la cultura y el deporte, noveno eje, encaja con la estrategia del Gobierno de Castilla-La Mancha para dar un impulso a las industrias culturales y el deporte “porque también puede generar empleo; son empleos alternativos que tienen mucho que ver con cómo ocupamos nuestro ocio nuestro tiempo libre y como nos enriquecemos”, ha concluido Blanca Fernández.