El Gobierno de Castilla-La Mancha reactiva los 29 talleres de empleo aprobados en la provincia de Ciudad Real que paralizó el confinamiento

|

011020 CR JUNTA




A lo largo de los próximos días se pondrá en marcha el grueso de los talleres de empleo aprobados por el Gobierno de Castilla-La Mancha en la provincia de Ciudad Real, programas formativos que debían haber comenzado la pasada primavera pero que quedaron suspendidos a raíz de la declaración del estado de alarma.

En su momento, la Consejería de Economía, Empresas y Empleo aprobó en la provincia 29 de estos proyectos con un total de 240 alumnos-trabajadores y una aportación que supera los 2.782.000 euros. Salvo uno, el concedido a la fundación CERES, todos los demás fueron promovidos por entidades locales, bien directamente o a través de organismos autónomos.

Los proyectos dan desde la recuperación de zonas verdes, como los presentados por los ayuntamientos de Almadén, Villanueva de la Fuente o Ciudad Real, a la rehabilitación de edificios históricos en Cózar o del entorno del Castillo de la Estrella de Montiel, aunque la mayoría ofrecen formación específica en construcción, soldadura, frío industrial, electricidad u hostelería. También los hay como el de Argamasilla de Alba, que forma a ocho jóvenes en atención sociosanitaria a personas dependientes.

Para la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, la reactivación de los talleres de empleo es una muy buena noticia porque con ellos se pone en marcha la recuperación de inmuebles y espacios públicos de muchas localidades de nuestra provincia y también se abre una puerta para la futura inserción laboral de hasta 240 jóvenes en situación de desempleo.

Olmedo hacía estas consideraciones en Campo de Criptana, municipio que se va a beneficiar de un taller dedicado a la rehabilitación de la Sierra de los Molinos y el Cerro de la Paz que cuenta con una subvención de 116.000 euros del Ejecutivo de Emiliano García-Page. Los diez beneficiarios del taller han firmado precisamente hoy sus contratos de trabajo, acto en el que ha estado presente la representante del Gobierno regional y el alcalde, Santiago Lázaro.

 

Los talleres de empleo son programas mixtos dirigidos a personas desempleadas de veinticinco o más años de edad para que adquieran formación profesional y práctica laboral mediante la realización de obras o servicios de utilidad pública o interés social con el fin de facilitar su inserción laboral, tanto por cuenta ajena como mediante la creación de proyectos empresariales o de economía social.

Los beneficiarios de los talleres disfrutan de un contrato laboral de entre seis y doce meses de duración, dependiendo de la duración del proyecto, y perciben un sueldo equivalente al SMI. Además de la formación y experiencia laboral, los alumnos reciben formación para alcanzar los niveles de educación obligatoria y sobre técnicas de búsqueda de empleo y creación de pequeñas empresas, riesgos laborales, alfabetización informática e igualdad de oportunidades, horas lectivas que computan como jornada efectiva de trabajo.