María del Mar Marqués: "Admiración es la palabra que dedico al colectivo de personas mayores por su comportamiento durante la pandemia"

|

300920 VA MARIA DEL MAR MARQUES CONCEJALA SERVICIOS SOCIALES




Este jueves 1 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas Mayores, el colectivo que sin duda ha sido el más golpeado por el Covid-19 en cuanto a víctimas y fallecimientos. Precisamente a causa de la pandemia el Ayuntamiento de Valdepeñas no celebrará este año ningún acto dedicado a las personas mayores, como venía siendo habitual en este día en los últimos años, pero desde la declaración del Estado de Alarma ha venido manteniendo e incrementado los servicios que presta a este colectivo. Un ejemplo es que el servicio de comida a domicilio ha aumentado un 5% durante la pandemia. Además, aunque el Centro de Mayores del Lucero no ha vuelto a abrir sus puertas desde entonces, los servicios que se prestaban en él se han mantenido pero a domicilio, una fórmula que ha tenido muy buena acogida, tal y como nos cuenta en esta entrevista la concejala de Servicios Sociales y Sanidad, María del Mar Marqués.


¿Qué palabras te merece el colectivo de personas mayores con motivo del día internacional dedicado a ellas?


Admiración. Es un colectivo, como todos bien sabemos, que es el más afectado. Son personas más vulnerables ante el virus y hay que ser conscientes de que se están comportando admirablemente.


¿Ha tenido que incrementar el Ayuntamiento este año la partida dedicada a mayores debido a la pandemia?


La partida de mayores sigue igual. Sí que se han incrementado las ayudas de alimentos por las familias que se han quedado sin trabajo. Muchos de ellos eran personas que cuidaban a mayores y en estado de pandemia no han podido seguir haciéndolo por el peligro que entrañaba. En ese sentido, sí se ha tenido que aumentar pero en el área de mayores todo está muy bien planificado, muy bien presupuestado y se han tenido que incrementar sólo algunos servicios, como el hacer la compra en supermercados o en farmacias y llevársela a las casas de las personas mayores. Este servicio de reparto a domicilio lo ofrecían los supermercados pero con el Estado de Alarma se dejó de prestar. Así que desde el Ayuntamiento era lógico que lo ofreciéramos a través de Protección Civil.


El Centro de Mayores del Lucero no ha vuelto a abrir sus puertas desde entonces...


Pensamos que ojalá pudiera estar abierto. Me para la gente por la calle para preguntarme cuándo se va a abrir. Pero pienso que no es el momento.  Es el momento de estar en casa el máximo tiempo posible. Los que somos afortunados de tener un trabajo, salir a trabajar pero de vuelta a casa. Es lo que nos está tocando vivir.


¿Los servicios que se venían ofreciendo en el Centro de Mayores se han seguido manteniendo?


Sí, la verdad es que está funcionando muy bien el servicio porque se nos ocurrió que los trabajadores fueran a prestar el servicio a las casas de los usuarios del Servicio de Estancias Diurnas. Es algo que está gustando bastante. De hecho, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha nos ha consultado cómo lo estamos llevando a cabo porque les ha gustado y lo quieren implantar ellos también. La terapeuta, el fisioterapeuta y los auxiliares de clínica van a los domicilios de los usuarios y les ofrecen allí sus servicios. Es algo que seguiremos haciendo porque en estos tiempos no se debe de dejar de trabajar con las personas mayors y de ofrecerles estos servicios porque notan mucho el no asistir al Centro de Mayores.


¿Y se han incrementado los servicios de ayuda a domicilio y de comida a domicilio durante la pandemia?


Sí. El servicio de comida a domicilio se viene prestando ya desde hace varios años en Valdepeñas dirigido a aquellas personas mayores que ya no pueden cocinar o salir a hacer la compra y ahora mismo se ha incrementado un 5% durante la pandemia. Ya son casi 70 los usuarios que reciben la comida en casa durante los 365 días del año. 


¿También se sigue prestando el servicio de transporte adaptado puerta a puerta?


Sí, seguimos con él por supuesto. En tiempos de pandemia solamente para casos muy excepcionales porque lógicamente, con esas medidas, protegemos al usuario. En la nueva normalidad no era normal. Y se utilizaba sólo para ir al médico y cosas muy necesarias y puntuales. Se está normalizando el servicio pero con precaución.


¿Cómo ha sido la atención que el Ayuntamiento ha prestado a los mayores durante el Estado de Alarma?


Se han vivido momentos muy duros. Recuerdo a una señora mayor que me llamó diciendo que su marido estaba en la UCI de Ciudad Real, su hijo con 45 años tenía una discapacidad psíquica y ella estaba empezando a dar síntomas. Nos preguntó qué podía hacer con su hijo. Imagínate el momento que estábamos viviendo y que nos dijera eso. Nos pusimos inmediatamente a trabajar y organizamos un plan por si la señora se ponía enferma. Afortunadamente no fue así y hace unos dos meses me llamó y me trasladó la tranquilidad que le quedó cuando le dije que no se preocupara porque si se ponía enferma, ya teníamos un sitio donde su hijo estuviera bien y atendido. Es muy grato poder ayudar a todo el mundo.


Imagino que también habrá habido muchas personas mayores que llamaron al Ayuntamiento solicitando ayuda porque se sentían solos o porque tenían miedo de coger el virus...


Sí, afortundamente Valdepeñas somos una ciudad pequeña y tenemos esa mentalidad de vecino y de estar pendiente los unos de los otros. Entonces, no han sido muchos los casos de problemática de personas en soledad. Si alguien ha tenido problemas nos han avisado y algún trabajador ha ido a verlos. El servicio de acompañamiento psicológico que pusimos en marcha se puso a disposición de todos los que necesitaban hablar. Cruz Roja también ha estado ahí apoyando a esas personas que se sentían solas en casa, viviendo las circunstancias duras que hemos pasado.


¿Qué mensaje darías con motivo del Día de las Personas Mayores a este colectivo?


Que todo lo que nos pasa es para evolucionar. Y que todo lo que nos ha pasado es para evolucionar. Tenemos que darnos cuenta de que hoy por hoy no somos los mismos, que somos un colectivo, que el egoísmo hoy más que nunca tiene que abandonarse y aprender de los momentos más duros que hemos vivido.