La viceconsejera de Cultura y Deportes ha visitado la Villa Romana y la bodega de ‘El Peral’, descubiertas recientemente en Valdepeñas

|

300920 VA PERAL 1




La viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz, ha revindicado la producción del vino como un símbolo “cultural, histórico y de identidad” de la Comunidad Autónoma y ha recordado que ya “era muy importante” en núcleos poblacionales de la época romana como ‘El Peral’, una villa y una bodega recientemente descubiertas en la localidad de Valdepeñas (Ciudad Real).   

 
La viceconsejera de Cultura y Deportes ha realizado una visita, en la mañana de hoy, a este este yacimiento encontrado en una rotonda de la CM-3109, en la que ha estado acompañada del alcalde de la localidad ciudadrealeña, Jesús Martín y de diferentes representantes del equipo de su Gobierno.    
 
En total han salido a la luz 1.500 metros cuadrados de edificaciones romanas que parecen, a día de hoy, tener una cronología que abarca desde el siglo I-II d. C hasta el siglo IV o V d. C. y que podrían estar superpuestas a otras estructuras anteriores adscribibles al siglo III a. C., a la segunda Edad del Hierro o al siglo II a. C.
 
De todas las fases documentadas, la más importante, a priori, es la Romana de los siglos I al V d. C. La primera construcción de la fase romana se corresponde con una villa altoimperial.
 
La villa altoimperial está constatada por la localización de una moneda localizada en el suelo de una de las habitaciones del edificio más antiguo. Se trata de un posible ‘As de Augusto’ de la ceca de Ercávica, datado entre el 24 a. C y el 17 d. C. Su presencia podría ser indicativa de que la villa pudo estar en uso a mediados del siglo I d. C.
 
La bodega, símbolo de la villa 
 
Sobre esta primitiva edificación y, probablemente tras la reorganización económica y administrativa de finales del siglo III d. C que provocó la reconstrucción y ampliación de numerosas villas, se realizó la ampliación de la villa, no solo a nivel de producción agrícola con la construcción de la imponente bodega sino también por la ampliación de la villa hacia el sur.
 
La bodega es un imponente edificio de 31,60 metros de longitud y de entre 10,60 y 11,08 metros de anchura, lo que da una superficie total máxima de 350 metros cuadrados, de los que unos 48 metros cuadrados pertenecen a la sala de accionamiento de la prensa, unos 18 metros cuadrados al área de pisado y prensado. El resto pertenece al área de fermentación y almacenamiento de la cella vinaria.
 
El edificio presenta un excepcional estado de conservación, con la localización de todos y cada uno de los espacios y elementos vinculados con la elaboración de vino.
 
En este sentido, Ana Muñoz ha explicado que la bodega de ‘El Peral’ “constituye una de las más grandes instalaciones vitivinícolas de época tardorromana excavadas hasta el momento en Hispania, solo por detrás en dimensiones de algunos ejemplos andaluces y portugueses”.
 
“Su hallazgo permite reivindicar la, hasta hace poco desconocida, importancia de la producción de vino en la región ya en época Romana y la relación de Valdepeñas con la producción de este elemento”, ha finalizado la viceconsejera.