Luis Palencia: "Va a ser una temporada dura porque venimos de ser subcampeones de Liga y de Copa y la gente va a ser exigente con nosotros"

|

LUIS PALENCIA




Después de semanas de incertidumbre, el Viña Albali Valdepeñas ya dispone de calendario oficial para la temporada 2020/2021, que arranca el 4 de octubre. Una cuenta atrás que ya ha comenzado con los partidos de pretemporada en los que el equipo vinatero está dando una buena imagen, aunque esperan que la temporada sea dura después de haber sido subcampeones de Liga y de Copa. Son conscientes de que sus seguidores les van a exigir mucho pero ellos tienen los pies en el suelo. Es lo que nos recuerda su presidente, Luis Palencia, quien también muestra su preocupación por la economía del club, sobre todo en cuanto a la reducción del aforo en el pabellón Virgen de la Cabeza a tan sólo 100 personas en cada partido. De todo ello hablamos con él horas antes de la próxima cita del Viña Albali Valdepeñas Este miércoles a las 20:30 horas se mide en casa con un recién ascendido, el Real Betis FS.


Ya está finalizando la pretemporada, que parecía que no iba a llegar nunca. ¿Cómo fueron esos días de incertidumbre en los que  no sabíais cuándo ibais a poder empezar?


Un poco complicados. Empiezas unos entrenamientos pensando en una fecha de inicio, con lo que eso conlleva, con gastos económicos, y luego al final es imposible empezar en esa fecha por no tener un protocolo. Pero ya hace unas semanas pudimos tener ese protocolo y el calendario oficial para empezar el día 4 de octubre.


¿Habéis temido por la economía del club?


No es que hayamos temido, es que seguimos temiendo. Está claro que es una situación muy complicada para el club sobre todo por el tema del aforo. Tuvimos que tomar una serie de decisiones, ya que al final no pudimos sacar el precio del abono en una campaña normal y tuvimos que sacar uno con un precio reducido a modo de colaboración porque no puedes garantizar a la gente que pueda pasar a los partidos. Aprovecho para agradecer la acogida que ha tenido el abono colaborador porque ha habido 831 socios colaboradores y otro buen número de simpatizantes desde todos los puntos de España, que nos han escrito porque querían colaborar, unas 40 ó 50 personas. Pero ahora el problema está en el aforo porque una de las partidas más importantes de nuestro presupuesto es la de socios y taquilla. Por eso va a ser muy complicado llegar a lo que teníamos presupuestado para hacer viable el proyecto. Ahora lo que toca es minimizar lo máximo posible la pérdida. Conforme vaya pasando el tiempo iremos valorando cómo va siendo la situación.


¿Ha cubierto el abono colaborador vuestras expectativas?


La verdad es que en ese aspecto estamos bastante contentos. Nosotros comprendemos que haya gente para la que sea difícil sacar ese abono por su situación económica e incluso gente a la que le dé miedo ir al pabellón por la situación que hay. Nosotros nos marcamos sacar al menos el 50% de los abonados, también previendo que si al final nos dejaban 300 ó 400 personas de aforo, pudieran pasar un partido de cada dos para que estuviera equilibrado. Y si fueran más que tuvieran todos garantizado el poder pasar aunque tuvieran que abonar la entrada. Por lo tanto, si hemos conseguido 831 socios colaboradores y teníamos el año pasado unos 1.500 socios, por lo menos hemos superado las expectativas. Debemos estar contentos porque al final la afición siempre está ahí.


En cuanto al aforo, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha acaba de sacar una guía informativa sobre la normativa para la práctica deportiva en la región en la que incide en el aforo de 100 personas como máximo en espacios cerrados. ¿Habéis recibido alguna noticia por parte del Gobierno regional de que tengan intención de ampliarlo?


Nosotros ya hicimos una petición en su día a la Junta de Comunidades cuando en su día teníamos 300 personas como máximo de aforo y luego lo redujeron a 100. Somos conscientes de que la situación es complicada pero también somos conscientes de que haciendo las cosas bien puede haber más público. Hemos demostrado en dos partidos ya que la gente es muy respetuosa en ese sentido, todo el partido con su mascarilla, con la distancia de seguridad, con la toma de temperatura a la entrada y dejando sus datos personales por si hubiera algún caso positivo y poder hacer un rastreo por parte de Sanidad. Estamos demostrando que se pueden hacer bien las cosas. 


Sin embargo, estamos viendo situaciones de que en cada comunidad tienen unas normas y eso nos descoloca. En Andalucía dejan a 400 personas como máximo, hemos visto una noticia estos días de que hay un equipo que van a poder meter en su pabellón a 1.000 personas, también ha salido una noticia de un equipo de Extremadura de 2º División donde en un partido amistoso van a poder entrar 300 personas... Al final vemos que se pueden hacer cosas y por lo menos tendría que haber una unidad en ese sentido para que en todos los sitios fuera lo mismo.


¿Cómo estás viendo al equipo en estos primeros partidos?


Bien, la verdad es que ha habido pocos cambios. El equipo se ha acoplado bien y las nuevas incorporaciones están demostrando nivel y experiencia y se están acoplando perfectamente al equipo, al club y al sistema de juego de David (Ramos). Es cierto que va a ser un año duro y una temporada dura porque venimos de ser subcampeones de Copa y de Liga y la gente va a ser muy exigente con nosotros. Pero hay que transmitirles que seguimos siendo un equipo modesto y que lucharemos por hacerlo lo mejor posible pero siempre siendo conscientes de que lo del año pasado va a ser muy difícil de repetir. 


Hace unos días debutó con el primer equipo uno de vuestros canteranos, Víctor Campillo...


Sí, la verdad es que es un chaval que está sorprendiendo gratamente a todos. Lleva con nosotros bastante tiempo, sabemos que en categorías juveniles siempre ha demostrado ser un buen jugador pero desde que empezó a hacer la pretemporada con el primer equipo, con David y Joan (Linares), parece que lleva ya un buen tiempo jugando con el primer equipo. Hay que tener paciencia, es un chaval joven y tiene que tener su tiempo de adaptación porque hay que tener en cuenta que viene de un juvenil y está jugando ahora con lo mejor de España. La verdad es que está demostrando que tiene muchas ganas, que tiene carácter de jugador y creo que si sigue así con esa proyección, nos puede dar muchas alegrías y puede llegar a cotas altas.


¿Cómo afronta el club esta temporada?


Con mucha ilusión y muchas ganas. Somos conscientes de que se nos va a exigir mucho porque cuando vienes de hacer una temporada como la del año pasado, en la que fuimos subcampeones de Liga y de Copa, algo que fue por méritos propios, la gente nos va a exigir mucho más este año. Pero esto es Primera División, hay grandísimos equipos, los mejores del mundo, y va a ser un año complicado. Y no ha habido descensos y los equipos que han subido van a dar mucha guerra. Al final hay cuatro descensos y hay que intentar estar de mitad de la tabla para arriba porque de mitad para abajo en cualquier momento te puedes meter en el pozo. Esas cosas pasan algunas veces, esperemos que no nos pase a nosotros, pero hay que ser conscientes de que este año descienden cuatro y todos van a intentar no estar entre esos cuatro. No es lo mismo cuando bajan dos, que en el pañuelo de descenso pueden estar cuatro o cinco equipos, que si bajan cuatro, que pueden estar ocho o nueve equipos en la cuerda floja. 


¿Quieres añadir algo más?


Sólo agradecer a todo el mundo el apoyo que estamos teniendo y a las empresas que siguen colaborando con nosotros aunque saben que va a haber menos público. Y agradeceros también a vosotros que siempre estéis con nosotros y que llevéis el fútbol sala y todas nuestras noticias a todo el mundo.