La Diputación colaborará para incrementar el apoyo a los hombres y mujeres que sufren alzheimer en el medio rural

|

210920 cr dipu 2




El Palacio de la Diputación de Ciudad Real ha servido esta mañana de escenario para la celebración de un encuentro que ha tenido lugar con motivo de la conmemoración, como cada 21 de septiembre desde 1994, del Día Mundial del Alzheimer. El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, se ha reunido con la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez Navarro, con la presidenta de la Federación de Asociaciones de Alzheimer de Castila-La Mancha, Inés María Losa, y con la secretaria de la Asociación de Familias de Enfermos de Alzheimer de Ciudad Real, Inés Campillo.

Acompañado por la vicepresidenta de Atención a las Personas, Petra Sánchez Bonales, y por el resto de asistentes Caballero ha declarado tras la reunión que la Administración que preside está dispuesta a colaborar para incrementar el apoyo a los hombres y mujeres que padecen alzheimer en el mundo rural, en las zonas más distantes de donde se encuentran los servicios y recursos que necesitan.

Ha agradecido al Gobierno de Castilla-La Mancha y a la Federación de Asociaciones que hayan querido celebrar el Día Mundial del Alzheimer en Ciudad Real para concienciar a la ciudadanía de la región y reivindicar más recursos para el tratamiento y la investigación de esta enfermedad.

Asimismo, Caballero ha puesto en valor el hecho de que hay muchos y muchas personas que, de manera profesional, pero también con un sentimiento de solidaridad, dedican su tiempo y su vida a cuidar a los más vulnerables entre los vulnerables. Ha mostrado su satisfacción porque consiguen que sean también los mejor tratados.

Ha lamentado que en la actualidad vivamos un momento complejo para la sociedad y ha añadido que es especialmente difícil para quienes añaden a su condición de persona mayor padecer alzheimer. Y ha añadido que espera que de ahora en adelante el sector siga conteniendo el virus a las puertas de los centros como ha venido ocurriendo hasta ahora, puesto que se ha evitado que cause estragos. Esto no es solo fruto de la causalidad, aunque según ha dicho hay contagios que sí obedecen a esa circunstancia, sino que se debe, atendiendo a las manifestaciones que ha verbalizado Caballero, a la diligencia de los profesionales y responsables de las asociaciones y al apoyo que reciben del Gobierno de Castilla-La Mancha, que ha estado y está al lado de las asociaciones.

Ahora se trata de no bajar la guardia, según ha comentado, y de atender a quienes más lo necesitan. "La solidaridad es la ternura de los pueblos, sin duda vosotros con vuestra solidad y vuestra ternura demostrais que el conjunto de la sociedad tiene un compromiso claro con estos pacientes, estas personas que sufren lo peor qque le puede ocurrir a uno en la vida, que es no recordar y a veces no reconocer a quienes tanto quieren", ha concluido el presidente de la Diputación.

La consejera de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha agradecido en su intervención a José Manuel Caballero su “sensibilidad” con los proyectos sociales y ha destacado que “pensar en el bienestar de las personas y tenerlo siempre presente” es una seña de identidad tanto de la Diputación de Ciudad Real como de FEDACAM. Sánchez ha recordado que la pandemia de COVID19 afecta especialmente a las personas más vulnerables, entre las que se encuentran los enfermos de Alzheimer y sus familias, por lo que ahora más que nunca, ha dicho, es necesaria la unión de administraciones y entidades para trabajar por su calidad de vida.

Durante la pandemia, los servicios de atención a las personas con Alzeimer de la región no han dejado de funcionar. Sánchez ha destacado especialmente el trabajo que se ha llevado a cabo de los 17 Servicios de Promoción de la Autonomía Personal (SEPAP) que hay en Castilla-La Mancha, programas fundamentales y muy especializados para la atención a las personas que se encuentran en situación de dependencia. “Son muchas las personas que padecen Alzheimer y tenemos que unir nuestras fuerzas para salir adelante y superar esta pandemia. Hoy lo importante son sus cuidados”, ha añadido.

Por su parte, la presidenta la Federación de Asociaciones de Alzheimer de Castilla-La Mancha (FEDACAM), Inés Losa, ha puesto también en valor que “no se ha dejado a nadie en el camino” durante la crisis del coronavirus pero ha admitido que el horizonte es complejo, puesto que “el Alzheimer ya de por sí es la pandemia del siglo XXI”. Losa ha ensalzado la figura del cuidador, que ha tenido que estar 24 horas sin relevo alguno con su familiar enfermo hasta que se han comenzado a abrir los centros de día y ha querido poner el acento en “los efectos de la pandemia tras la pandemia”. “Que no se olvide la enfermedad del olvido y que, entre todos y con el apoyo de las administraciones, podamos encauzar el futuro de la mejor manera posible, que cuidemos los modelos de cuidado, porque esta pandemia se ha cebado con los más vulnerables y tenemos que poder seguir siendo un referente de atención”, ha afirmado.

Inés Campillo, secretaria de Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Ciudad Real, ha mencionado el proyecto de donación de tejido cerebral que está realizando la asociación provincial en colaboración con el HGUCR y la Facultad de Medicina de Ciudad Real, un proyecto de gran importancia, pues solo existen unidades de donación de tejido cerebral en Madrid y Barcelona.