Arranca la vendimia 2020 en la D.O. Valdepeñas

|

VENDIMIA




Ya son más de 2 millones de kilos de uva acogidas a la Denominación de Origen Valdepeñas las que han llegado a las bodegas inscritas en esta D.O. a fecha de esta nota.


Nueve de las 20 bodegas elaboradoras en la Denominación de Origen Valdepeñas ya han iniciado la campaña de recogida de uva de 2020, según figura en los partes diarios que las propias bodegas remiten a la citada Denominación de Origen.


Por tipos de uva, aproximadamente la mitad corresponden a uvas tintas y la otra mitad a uvas blancas autorizadas. Dentro de las uvas tintas, se ha comenzado la cosecha de merlot, syrah y tempranillo (todavía no hay prácticamente entradas de las variedades tintas petit Verdot, cabernet sauvignon y garnacha); mientras que las uvas blancas ya recogidas han sido de las variedades chardonnay, moscatel de grano menudo, verdejo y sauvignon blanc. La viura y la airén están empezando a llegar a las bodegas ahora, pero todavía en cantidades muy pequeñas.


Estos son los primeros datos de la campaña actual, iniciada hace unos 10- 12 días, de la cual se esperan los datos definitivos dentro de aproximadamente mes y medio, cuando se tengan toda la información de las aproximadamente 21.600 hectáreas de viñedo inscritas en la D.O. destinadas a la elaboración de vinos con D.O. Valdepeñas, con rendimientos máximos, establecidos en el pliego de condiciones, de 7.500 kilos por hectárea en variedades tintas y de 8.000 kilos por hectárea en variedades blancas; cifras de las más bajas de toda España.


Como ya se introdujera en el año 2017, los viticultores han realizado sus declaraciones de producción por parcela; lo que supone una medida que mejora la trazabilidad del producto en lo que se refiere a la garantía del origen.


La climatología de estos días de vendimia es crucial, debido al contraste térmico de temperaturas que influye directamente de manera positiva en la maduración del fruto. A lo largo del año el conjunto de factores climatológicos, con lluvias en primavera y un verano seco y caluroso, ha propiciado una cosecha de buena calidad, ya que la uva está llegando a las bodegas en buenas condiciones sanitarias.