​Pedro Ávila Incertis: “Me ha gustado siempre colaborar en todo lo que me han llamado y hasta donde he podido llegar”

|

PEDRO AVILA




El valdepeñero Pedro Ávila Incertis recibirá el próximo viernes 4 de septiembre la Medalla al Servicio Desinteresado a la Comunidad dentro del acto institucional que siempre ha acompañado a las Fiestas de la Vendimia y el Vino de Valdepeñas. Una medalla a modo de agradecimiento a la labor de un hombre que ha estado toda su vida al servicio de los demás, colaborando en todo aquello que ha podido y lo sigue haciendo hasta donde la salud le deja. Una de sus grandes aficiones es la Cruz de Mayo que cada año monta en su casa por donde suelen pasar alrededor de 300 personas. Con él hablamos en esta entrevista.


¿Cómo recibió la noticia de que le iban a conceder esta medalla?


Con una gran sorpresa porque la verdad es que no me la esperaba. Me quedé sorprendido e incluso me asusté porque con Vanessa (Irla) suelo hablar y me dijo que me tenía que dar una noticia y yo en lo último en que pensaba era en esto, pensaba que era algo malo. Así que la recibo con mucha alegría.


¿Qué significa para usted que sea además por el servicio desinteresado a la comunidad?


A mí me ha gustado colaborar en todo lo que me han llamado y hasta donde yo he podido llegar, yo he colaborado. Ahora estoy un poco fastidiado con el corazón y hago lo preciso y menos. Pero me ha gustado siempre colaborar, nunca he sabido decir no, a no ser que hubiera sido por causas de fuerza mayor.


¿Y en qué cosas ha colaborado?


Uff, sería interminable… (risas). Para todo lo que me han llamado, tanto para decoración de calles, para la Coronación de la Virgen de Consolación en los arcos que se pusieron. Ahí estuve desde Navidad en casa haciéndolos. También he colaborado en Belenes, Cruces de Mayo, en las carrozas de los Reyes, ya que yo trabajaba en Festejos en el Ayuntamiento… Además, mi padre era concejal y siempre he estado vinculado a esta casa.


Una de sus aficiones más conocidas es el montaje de la Cruz de Mayo…


Sí, la Cruz de Mayo llevo muchos años montándola. En principio empezamos a ponerla con una peña que ya desapareció hace tiempo. Los primeros costaleros fundamos una peña con Rafael Pérez, que era compañero mío de trabajo y vecino. Yo era comercial en los chicles y caramelos Fiesta y trabajaba con él en la zona de Cuenca, Ciudad Real y Albacete. Hicimos amistad y creamos peña cultural del Santo Cristo de la Misericordia, donde hacíamos concursos de fotografías, poníamos el Belén, la Cruz de Mayo, donde casi todos los primeros premios nos lo llevábamos nosotros. Luego la peña se deshizo y empecé a poner la Cruz en mi casa.


¿Cuántos años lleva poniéndola en casa?


Alrededor de unos 15 ó 20 años y ahí sigo. Este año debido al coronavirus la he puesto pero solamente en privado, no la he abierto al público y hace poco que la he quitado porque hice promesa por un cuñado mío que ha estado muy fastidiado con el coronavirus y la dejé ahí puesta hasta que se mejorara. Parece ser que después de casi cinco meses, la semana que viene le van a dar el alta. No sabemos si será por la Santa Cruz pero los que somos creyentes…


¿Y cuánta gente suele pasar cada año por su casa para ver la Cruz?


Mucha gente. Además, hacemos una gran fiesta que este año no ha podido ser. Rezamos de lunes a viernes. A lo mejor durante ese mes han podido pasar cada año 200 ó 300 personas. En la inauguración hacemos una limoná, cortamos la calle y va mucha gente a visitarla.


¿Y va a seguir con esta tradición?


Sí, si Dios quiere espero que sí, que me dé vida porque he estado muy malito.


¿La Medalla a quién se la piensa dedicar?


A mi madre y a mi padre, a los amigos, y a mi amigo Paco. A mi familia en general y a Valdepeñas, que se han acordado de mí. Se suele decir que no se lo merece uno pero se agradece.


Si se la dan será por algo…


Por algo será. Efectivamente.