​Luis Furnells: “Que me nombren Hijo Adoptivo de Valdepeñas significa emoción, orgullo y responsabilidad”

|

LUIS FURNELLS




Es la cabeza visible de una de las empresas punteras de Castilla-La Mancha con sede en Valdepeñas. Una de las empresas que han estado al pie del cañón y que más han colaborado con innumerables iniciativas de apoyo a los profesionales sanitarios durante los meses más duros de la pandemia de coronavirus. Todo ello le ha valido que le nombren Hijo Adoptivo de Valdepeñas durante el acto institucional de las fiestas patronales. Se trata de Luis Furnells, presidente ejecutivo de Tecnobit-Grupo Oesía, con quien hablamos en esta entrevista.


¿Qué significa para ti este reconocimiento?


Emoción, Orgullo y también Responsabilidad. Estas son las tres sensaciones que me genera ser nombrado Hijo Adoptivo por la ciudad que alberga la subsede de nuestro grupo empresarial, de Tecnobit-Grupo Oesía.


Emoción por reforzar de forma tan significativa mi vínculo con esta gran ciudad y su población.


Orgullo porque también es un reconocimiento al trabajo realizado por mi empresa desde 2015. En esta trayectoria hemos superado momentos complejos y hacemos frente a la dura competencia internacional en nuestro sector, la tecnología para la seguridad y aeroespacial, que requiere inversión continuada y talento innovador.


Y Responsabilidad porque, como Hijo Adoptivo, me comprometo, si cabe aún más, en hacer el mayor esfuerzo para contribuir al desarrollo de esta muy leal e invicta ciudad de Valdepeñas.


¿Qué te ha dado Valdepeñas?


Valdepeñas me ha dado la oportunidad de conocer una de las ciudades más importantes de Ciudad Real y participar de su dinamismo, así como, poder liderar un equipo profesional con un gran talento, como el de Tecnobit-Grupo Oesía. Y de participar del dinamismo de esta ciudad que cuenta con una gran historia, una fuerte identidad cultural, un sólido tejido industrial y unas instituciones locales eficaces, siempre a la altura de las circunstancias. Agradezco a la ciudad, al Consistorio, a todos los partidos políticos representados y, por supuesto, a su Alcalde este reconocimiento, que llevaré siempre con gran honor.


¿Cuántos años hace que tienes algún tipo de relación con esta localidad?


Empecé a tener vínculo con la ciudad cuando me incorporé a Tecnobit-Grupo Oesía. He de reconocer que, desafortunadamente, nunca había visitado Valdepeñas hasta entonces. Es decir, mi vinculo empezó siendo estrictamente profesional, pero ahora puedo decir que tengo grandes y muy buenos amigos en esta ciudad. Desde hace años ya me siento parte de esta localidad, ahora puedo decir que también soy “hijo” de ella y, por ende, puedo llamarles paisanos míos.


Además, hace 2 años FECEVAL me nombró Empresario Ejemplar.


¿Cómo es la apuesta que está haciendo Tecnobit-Grupo Oesía desde hace años por Valdepeñas?


Nuestro propósito es que Tecnobit-Grupo Oesía, y con nosotros, todo Valdepeñas, ayude a construir un mundo mejor, más eficiente y más seguro. Y en este último aspecto contribuimos decididamente con nuestras tecnologías: de la información y de comunicaciones, seguridad y aeroespacial. Y también con nuestras iniciativas solidarias como el Corredor Aéreo Sanitario o el voluntariado del conjunto de profesionales que trabajan en la compañía. Continuaremos innovando y esforzándonos para que Valdepeñas se mantenga como un referente internacional cuando se piense en alta tecnología. Es una batalla dura, pero a Valdepeñas se nos conoce, como la Muy Heroica Ciudad, entre otras muchas cualidades, por dar un paso al frente, dando el máximo por nuestras causas.


¿Hay algún proyecto relacionado con la planta de Valdepeñas que se pueda adelantar?


En una empresa de alta tecnología, con un ritmo de desarrollo siempre muy veloz, los proyectos son siempre continuos o te quedas atrás. Como nuestro objetivo es marcar el ritmo del desarrollo en los sectores en los que participamos, tenemos siempre planes en marcha en optrónica, en comunicaciones seguras y tácticas, en visión inteligente, en ciberseguridad y en la actualidad, en el marco de la pandemia, también en el ámbito de bioseguridad, con avanzadas cámaras capaces de detectar con gran rapidez y precisión la temperatura de las personas a distancia, para garantizar la seguridad en espacios públicos, oficinas o entornos industriales. En este contexto puedo destacar que seguiremos marcando el desarrollo futuro de la optrónica, que, entre otros, tiene como emblema nuestra nueva cámara a la que hemos bautizado Orison, en honor precisamente al caudillo íbero, del Cerro de las Cabezas, de Valdepeñas, que hizo frente y derrotó a Amilcar Barca. Con todo ello, también me gustaría adelantar el proyecto TGOR (Tecnobit Grupo Oesía Radio), la radio definida por software, que estamos desarrollando en base a la transferencia tecnológica del líder mundial de comunicaciones por radio, Rafael, y que esperamos fabricar pronto en Valdepeñas.


¿A quién le dedicas este reconocimiento?


Sin duda, a mi familia, a mis colaboradores y colaboradoras, y al gran equipo profesional que trabaja en nuestra fábrica 4.0 de Valdepeñas, así como al conjunto de 3.300 profesionales del resto de centros de la compañía.