Alfonso Martínez de Carneros: “Volver a Valdepeñas es encontrar mis raíces"

|

OFTALMOLOGO




Salió en los años 70, de su ciudad natal, Valdepeñas, para estudiar Medicina en la Universidad Complutense de Madrid. Hoy, es uno de los oftalmólogos más reputados e influyentes de nuestro país. Alfonso Martínez de Carneros dirige la Clínica de Oftalmología Martínez de Carneros, situada en la calle Velázquez de Madrid, y desde allí recuerda los años en los que vivía en Valdepeñas, su infancia y su juventud, que califica como la mejor posible. Lo hace en esta entrevista que hemos mantenido con él con motivo de su nombramiento como Hijo Predilecto de Valdepeñas durante el acto institucional de las fiestas patronales.


¿Cómo recibió la noticia de que le iban a nombrar Hijo Predilecto de Valdepeñas?


Con una gran alegría porque es algo que no me esperaba y sobre todo recordando a mis padres, pensando en lo orgullosos que estarían con este nombramiento, además, ellos siempre han estado en estos actos institucionales.


¿Qué significa para usted tener este reconocimiento?


Un gran honor porque ser querido y valorado en tu ciudad es la más alta distinción que te pueden dar tus paisanos. A la vez es una gran responsabilidad porque tienes que seguir representando como valdepeñero tu ciudad. Eso hace que tienes que ser cada día mucho mejor que el anterior.


¿Cuánto tiempo hace que se fue a vivir fuera de Valdepeñas y por qué?


Al terminar en el instituto preuniversitario, quería ser médico siguiendo los pasos de mi abuelo, fundador del Hospital Municipal de Valdepeñas en 1922. Para ello, tuve que hacer un examen “numerus clausus” para entrar en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Después de tanto examen comenzó el curso, y antes de Navidad se inició una huelga que mantuvo cerrada la facultad. Eran los convulsos años 70.


¿Qué recuerdos tiene de cuando vivía en Valdepeñas?


Recuerdo la mejor infancia posible y especialmente mi etapa en el instituto Bernardo de Balbuena donde, además de la formación académica con un profesorado extraordinario, hice muchos amigos y compañeros. Desde ese momento nos sentíamos muy orgullosos representando a Valdepeñas en los campeonatos provinciales de natación donde conseguíamos medallas y trofeos para nuestra querida ciudad. Ya entonces luchábamos por defender el escudo de Valdepeñas. Todos esos recuerdos los sigo teniendo presentes porque pasé toda mi infancia y juventud allí.


¿Suele venir mucho por Valdepeñas?


Sí, siempre he mantenido una estrecha relación con mi tierra y voy siempre que puedo en la medida de lo posible. Volver a Valdepeñas es encontrar mis raíces, estar con mi familia, amigos de siempre y, además, regreso al origen de todo lo que soy hoy. Ahí comenzó todo.


¿Van muchos valdepeñeros por su clínica?


La verdad es que sí, vienen muchos valdepeñeros a visitarnos, a los que recibimos con gran cariño tanto mis hijos como yo. Hace dos años, coincidiendo con el Día Mundial del Glaucoma, establecimos unas carpas en la Plaza de España de Valdepeñas para la detección precoz del glaucoma y atendimos a casi 700 personas.


¿Cómo le gustaría que le recordaran el día de mañana en Valdepeñas?


Como un buen valdepeñero que siempre sintió admiración por su tierra y que quiso desde mi profesión de oftalmólogo, llevar una vida dedicada a la medicina y al cuidado del paciente. Siempre he volcado todos mis esfuerzos en mejorar la salud ocular y el bienestar de las personas en general. Me siento eternamente agradecido por el gran apoyo que siempre he recibido por parte de mis paisanos. Agradezco al alcalde, Jesús Martín, y a toda la corporación municipal que por unanimidad me vayan a otorgar este nombramiento, además, me gustaría agradecer a todos los medios de comunicación, en especial al Eco de Valdepeñas, su labor periodística e informativa. Y desde aquí se lo dedico a mis padres y a mi familia que siempre me han apoyado en todo.


¿Cuáles son esos nuevos avances que hay ahora mismo en Oftalmología?


Como todas las especialidades médicas, estos últimos 40 años ha avanzado de una forma muy considerable. En Oftalmología hay unos grandes avances para ayudar a los pacientes que padecen enfermedades maculares. Se están desarrollando terapias cada día con más éxito para tratar estas dolencias. También se está trabajando mucho con células madre y hay que destacar el láser femtosegundo que se utiliza para tratar con mayor seguridad la operación de cataratas y la operación de miopía. Este láser supone un avance considerable porque da mucha más seguridad en todas las intervenciones de este tipo.