Israel Bernabé: "En 'Áureo' mezclamos las acrobacias con el humor"

|

190820 VA AUREO




El espacio de Bodegas A7 se volverá a llenar de cultura este viernes con el espectáculo 'Áureo', de la compañía Uparte, dentro de la programación organizada desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Valdepeñas para llenar la agenda de las noches de agosto dentro del ciclo 'Las Noches de A7'. Un espectáculo de circo acrobático dirigido a toda la familia y del que ya se han vendido todas las entradas. De ello hablamos con uno de sus protagonistas, el acróbata Israel Bernabé.


¿Qué es 'Áureo'?


'Áureo' es un espectáculo de circo acrobático en el que realizamos distintas disciplinas artísticas, entre ellas la barra rusa, malabares y danza. Es un espectáculo que comienza de la nada. La escenografía está puesta en el escenario, sin contar nada y sin decir nada, y poco a poco con las relaciones interpersonales de los intérpretes, que somos siete en escena, y las acrobacias y los movimientos de escenografía vamos creando algo con sentido y bello para el espectador.


¿Cómo logran este tipo de espectáculos circenses captar la atención tanto de niños como de mayores?


Porque mezclamos la atención de las acrobacias y de los elementos con el humor. Y luego las acrobacias son de un alto nivel técnico.


¿Este espectáculo ha ido por otras ciudades?


Sí, este es nuestro segundo año. El año pasado ya empezamos a rodarlo. Lo estrenamos en el Teatro Circo de Murcia y ha recorrido ya prácticamente casi toda España. Nos hemos llevado varios premios, del público y del jurado, menciones especiales, y ha funcionado muy bien.


Así que la acogida ha sido muy buena por parte del público...


Sí, bastante buena.


No sé si habéis vuelto a actuar después de la pandemia...


Sí, vamos a hacer ya la décima función tras la vuelta y todo es muy diferente, con muchas medidas de seguridad con respecto al público, pero se puede trabajar que es lo que buscamos.


¿Qué ha significado para vosotros esa vuelta a los escenarios?


Tranquilidad económica y trabajar, no estar parados. Nosotros somos muy inquietos. Un acróbata, un actor, alguien que se dedica a las artes escénicas somos así y necesitamos estar en movimiento todo el rato y demostrar nuestro trabajo. Así que ha significado tranquilidad y muy buena vibra, muy contentos.


¿Cómo veis la situación del sector cultural con la pandemia?


Va mejorando poco a poco. Pero tenemos que luchar muchísimo. No se entienden muchas cosas. No se entiende que se tenga que limitar el aforo cuando otros lugares no culturales, sino de ocio, están completos. Nosotros, en todos los sitios donde hemos actuado hay unas medidas de seguridad grandísimas, se toma la temperatura al público, separación, gel hidroalcohólico, pero en un bar y en locales de ocio eso no se hace. Luego además te encuentras burradas como las corridas de toros donde no se limita el aforo. Por eso tenemos que luchar y es muy difícil, pero poco a poco.