Descartan que la muerte por arma de fuego del octogenario y su cuidadora sea un caso de violencia de género

|

080820 VA CALLE JOSE PINTADO




La muerte por arma de fuego del hombre de 84 años y de la mujer de 60 no se puede clasificar como un caso de violencia de género. Es lo que han confirmado fuentes de la investigación, ya que las declaraciones tomadas a los familiares de los fallecidos evidencian que entre las víctimas no existía ninguna relación sentimental. Simplemente la mujer cuidaba en su propia vivienda del octogenario y, además, no existían denuncias previas, según fuentes policiales.


Esas mismas fuentes apuntan a que todavía faltan los resultados de las autopsias y el informe de balística para determinar quién de los dos murió antes y, por lo tanto, la autoría de los hechos. De esta forma, cuando concluyan las diligencias abiertas por la Policía Nacional, serán puestas en conocimiento del Juzgado encargado de instruir el caso.


Hay que recordar que los hechos ocurrieron en la tarde del pasado viernes en un domicilio de la calle José Pintado, en la zona del Nuevo Valdepeñas. Fue en torno a las 23:30 horas cuando los cuerpos sin vida fueron hallados por uno de los hijos de la fallecida, quien dio la voz de alarma y hasta el domicilio acudió Policía Nacional, Policía Local y una ambulancia UVI que certificó la muerte de ambas personas. En la vivienda fue hallada un arma de fuego.