Estudiar en tiempos de pandemia: de cómo seguir estudiando a pesar de la edad…

|

150720 VA IES 1




Si es cierto que este titular de periódico nos hubiera dejado descolocados en otra época de nuestra vida, hoy podría pasar desapercibido ante nuestros ojos.


En efecto las palabras: pandemia, confinamiento, PCR, contagio, inmunidad, coronavirus… se han instalado en nuestra vida diaria y parece que de momento no nos van a abandonar.


En estos últimos cuatro meses todos hemos visto de alguna manera trastocada nuestra forma de vivir, si hace un año solo se hablaba de vacaciones, verbenas, fiestas del vino…hoy , nuestras conversaciones giran en torno a : ERTE, teletrabajo, educación online…


Y aquí quería yo llegar… a la educación online…algo que nos transporta a un tiempo futuro como si acabáramos de colonizar la luna y la única manera de contactar con la tierra fuera a través de una plataforma online.


Si llevamos años oyendo a nuestros padres y amigos un: “niño estudia, si no tienes un título no tienes nada en la vida” quizá, ahora sea el momento de seguir esos sabios consejos y poner empeño en empezar o acabar aquellos estudios que por falta de tiempo o de ganas vamos posponiendo un año tras otro como el cuento de nunca acabar.


Soy profesora en el IES BERNARDO DE BALBUENA, nuestro centro junto con otros tres de la provincia es uno de los pocos capacitados para impartir el modelo de Bachillerato Nocturno, en la actualidad imparto la materia de Geografía e Historia en horario nocturno, horario que he elegido libremente y que este último curso me ha aportado una gran satisfacción a nivel laboral y personal.


Pero… si no sabes cómo puedes sacar tu título de bachiller te voy a hacer un breve resumen de cómo funciona el instituto de noche:


Lo primero que debes conocer es el horario: las clases comienzan a las 18 y terminan a las 22, algún día empezamos a las 17,10. Es posible que si estás trabajando haya días u horas que no puedas asistir. Los profesores por la noche nos adaptamos a los alumnos, y aunque es muy recomendable la asistencia a clase, entendemos situaciones personales y nos ponemos en contacto con cada alumno para atender a todo tipo de necesidades.


En efecto otra ventaja de estudiar de noche es la atención personalizada profesor-alumno, al ser los grupos más reducidos la interactuación de ambos sobrepasa la urgencia académica y se centra mucho en la atención individualizada del alumno.

El bachillerato nocturno consta de las mismas materias que el diurno, 17 en total, la ventaja es que se divide en tres bloques que se estudian durante tres cursos adaptándose mejor al perfil del alumno trabajador, amo-a de casa, y personas que no disponen de tanto tiempo libre para asistir a clase durante toda la mañana.


Nuestros alumnos son adultos, algunos son jóvenes del diurno con alguna materia pendiente para titular, otros son gente trabajadora que necesita el titulo para promocionar en el trabajo o para opositar.


En cuanto actividades extraescolares, este año y como novedad, hemos organizado unas cuantas: Asistencia al cine a ver la película 1917, visita a Madrid a ver el museo Thyssen, y una cena de fin de curso de la que doy fe, somos de los pocos que han podido disfrutar, y es que eso de ser un grupo reducido nos ha dado muchas ventajas.


Y volviendo al principio: ¿Y durante el confinamiento qué hemos podido hacer?


Hemos teletrabajado, no hemos perdido contacto entre nosotros con correos electrónicos, a través de la plataforma Delphos papas y nuestras clases por zoom que nos han ayudado a finalizar el curso y lo que es más importante; a preparar la prueba de Evau o acceso a la universidad, con unos resultados más que satisfactorios y un 100 por 100 de aprobados. Alumnos que hace un año a lo mejor estaban un poco perdidos sin saber por dónde tirar han visto realizado su sueño y ahora van a poder ir a la universidad.


Si crees que es lo tuyo, que este puede ser tu futuro, haz tu reserva de plaza, el nocturno siempre tiene las puertas abiertas para tí ; el curso empieza en septiembre, y en los tiempos de incertidumbre que vivimos, no sabemos dónde vamos a estar el próximo año, ni de cuánto tiempo vamos a disponer.


Una cosa es segura, y es que el saber no ocupa lugar, y a veces hay que hacer caso de esa vocecita interior que nos recuerda que “nunca es tarde si la dicha es buena”


MARIA TERESA GALLEGO DEL MORAL

PROFESORA DE GEOGRAFÍA E HISTORIA

IES BERNARDO DE BALBUENA


150720 VA IES 2