El Gobierno regional destaca la importancia del sector del ajo en Castilla-La Mancha que genera riqueza y empleo con un total de 13.000 puestos de trabajo en el medio rural esta campaña

|

150720 rg junta 2




El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha informado esta mañana de la normalidad en la que se está desarrollando la campaña de recogida del ajo en nuestra región, pese a los tiempos “difíciles” que se viven por la pandemia, y ha destacado que es un sector de gran importancia para la Comunidad Autónoma ya que “genera economía y riqueza y posibilita que la gente decida vivir en el medio rural”.

 
Martínez Arroyo ha subrayado que esto es así gracias al esfuerzo “de todos”, los 2.000 agricultores en la región que se dedican a este cultivo, así como a los asalariados, 10.000 en estos momentos que “nos ayudan” en el campo y 3.000 en almacén y naves, la mayoría mujeres, que “hacen posible que Castilla-La Mancha sea líder en el mercado mundial del ajo”.
 
El sector del ajo de Castilla-La Mancha, un cultivo social con más de 20.000 hectáreas en la región y que cuenta con la  Indicación Geográfica Protegida ‘Ajo Morado de Las Pedroñeras’, ha exportado, desde enero hasta abril de 2020 y en plena pandemia, por valor en la facturación de cerca de 46 millones de euros, cuando en el mismo periodo del año pasado, fueron 27,6 millones de euros. Un incremento “espectacular” de un 67 por ciento, según detallaba el consejero.
 
Martínez Arroyo ha reconocido y agradecido el compromiso de todos por su “esfuerzo” en las tareas de recogida de este producto tan relevante, en su procesado y distribución, “ahora más que nunca, en una campaña tan especial” y en la que ha prevalecido hasta el momento la total normalidad, a diez días de su finalización.
 
El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha participado hoy, junto con el director general de Salud Pública, Juan José Camacho, en la reunión organizada por videoconferencia entre los ministerios de sanidad y agricultura con las consejerías de estos mismos departamentos de las once comunidades autónomas con campañas agrícolas, en la que se ha analizado la situación del personal dedicado a las tareas de recolección hortofrutícola de temporada ante el coronavirus.
 
Durante la reunión, Francisco Martínez Arroyo ha resaltado la actual normalidad con la que se desarrollan las campañas en la región, como la del espárrago verde, o las que ahora mismo están en marcha, como son el ajo y la cebolla; a las que seguirán la del melón y la sandía para terminar con la vendimia.
 
Además, ha explicado que en la primera de ellas, la del espárrago verde y desarrollada en pleno confinamiento, “desde el Gobierno regional se facilitó el desplazamiento de los trabajadores dentro de la propia Comunidad Autónoma para que no faltara mano de obra en las tareas”.
 
A esto, se unen otras acciones llevadas a cabo por el Ejecutivo regional, como el decreto de ayudas para apoyar los gastos de desplazamiento de estos trabajadores o bien para contribuir a los gastos de alojamiento en el mismo municipio donde se desarrolle la campaña o en su entorno más cercano.