IU exige una nueva redacción del contrato del servicio de ayuda a domicilio tras suspenderse el plazo de presentación de ofertas al mismo

|

130720 VA IU




El grupo municipal de Izquierda Unida solicita la paralización del procedimiento de contratación del servicio de ayuda a domicilio y una nueva redacción del pliego de condiciones para adaptarlo a las actuales necesidades y otorgando mejores garantías y prestaciones tanto para los trabajadores como para los beneficiarios del mismo. Es lo que ha señalado el concejal de IU, Gregorio Sánchez, al informar sobre la suspensión del plazo de presentación de ofertas al contrato del servicio de ayuda a domicilio el pasado 2 de julio cuando quedaban cuatro días para su finalización, después de haber sido aprobado en el Pleno de julio y con el voto en contra de IU el inicio del plazo para el nuevo contrato para un plazo de 3 años por un importe de 2 millones de euros. En esa suspensión se dictan hasta 12 aclaraciones al expediente de contratación.


"Ya denunciamos las carencias que tenía el expediente de contratación y el pliego técnico y pensamos que el Ayuntamiento debe de mejorar el contrato para mejorar las prestaciones y las garantías de los trabajadores del servicio de ayuda a domicilio", según Sánchez, quien ha añadido que se debe aprovechar esta suspensión para que desde Servicios Sociales se redacte un nuevo contrato que da servicio a 181 personas y no a 250 como se venía diciendo.


Y es que para IU es "imprescindible" garantizar el salario de los trabajadores sociales, ya que no se tiene en cuenta actualmente la antigüedad. Además, consideran que los permisos, vacaciones o bajas deben de ser cubiertas al 100%, ya que ello repercutirá en una mejora del servicio.


"Desde IU consideramos necesario que se incluyan nuevas prestaciones atendiendo a las nuevas necesidades que tenemos en 2020 ya que el pliego es de hace 10 años y las necesidades no son las mismas", según ha apuntado el edil.


Por ello, desde IU exigen que sean empresas especializadas las que presten el servicio, que se eviten ofertas a la baja y se haga un seguimiento y un control de los beneficiarios, así como brindar el abono de las nóminas de los trabajadores, de manera que su no abono sea una falta muy grave para la empresa concesionaria. Igualmente, IU ha aprovechado para recordar que no renuncian a la remunicipalización del servicio y mantienen su postura en contra de cualquier privatización de servicios.