Este miércoles reabre la piscina con protocolo específico para evitar la propagación del COVID-19

|

300620 manz piscina




Manzanares reabre las instalaciones de su piscina de verano para afrontar la temporada 2020 con un importante esfuerzo y refuerzo de las medidas de limpieza, algo que ha aumentado la carga de trabajo del área de Deportes que dirige Manuel José Palacios. Además de la puesta a punto de la piscina, se ha trabajado en el diseño de un protocolo específico para evitar la propagación del COVID-19, “de vital importancia para poder abrir la piscina en condiciones de seguridad”, señala el edil. El horario de apertura seguirá siendo de 12:00 a 20:30 horas.

Para la reapertura, Palacios incide en la “prevención, responsabilidad y colaboración de los usuarios y usuarias”, que deberán respetar una serie de medidas detalladas en el propio recinto y que son las que permiten poder disfrutar de este recurso con seguridad.

El aforo máximo permitido para este año será de 350 personas, y será controlado por el personal de la piscina que también velará porque se respeten las distancia de seguridad dentro de los vasos. Además, el personal de limpieza desinfectará la instalación de manera constante, incluidas las duchas exteriores.

El tamaño máximo de los grupos, tal y como establecen las autoridades sanitarias, será de 25 personas, y podrán acceder al recinto portando mascarilla y utilizando el gel hidroalcohólico dispuesto en la instalación. Será obligatorio cambiarse el calzado que se traiga de la calle para acceder, y no habrá servicio de guardarropa y enseres. El pago se recomienda con tarjeta de crédito.

Una vez dentro, los usuarios y usuarias deberán situarse en los espacios marcados como ‘zonas de estancia’, debiendo mantener la distancia entre grupos y usuarios de dos metros. El acceso a los vasos estará regulado por zonas específicas de entrada y salida para evitar cruces, y habrá que pasar por las duchas, que cuentan con sensor automático. Se continuarán ofreciendo calles para nado, aunque éstas contarán con aforo limitado para asegurar las distancias de seguridad.

En los servicios se contará con limitación de aforo, y las duchas estarán clausuradas para evitar aglomeraciones. Tampoco habrá servicio de bar.

La salida del recinto se hará por la puerta del bar, con algunos horarios establecidos de apertura de puertas, y mediante la solicitud al personal de piscina.

Debido a las circunstancias excepcionales, este año sólo se ofertarán los abonos de 30 baños; no obstante, los abonos de temporadas anteriores de la piscina seguirán teniendo validez.

A disposición de la ciudadanía se pone el teléfono de contacto 655 04 56 71 para poder consultar el estado de aforo de la piscina previamente, u otras dudas sobre el acceso al recinto.

Manuel José Palacios recuerda que para el correcto funcionamiento de la instalación hay que hacer un buen uso de la piscina y respetar las medidas higiénicas y de distanciamiento recomendadas por las autoridades sanitarias. No obstante, señala, “se revisarán de manera continua los protocolos y normas establecidas en función de cómo evolucione la temporada en cuanto al uso y funcionamiento”.