Culminan las obras de remodelación de la terraza de la BPM Lope de Vega

|

250620 MANZ BIBLIOTECA




En apenas un mes, la terraza de la Biblioteca Pública Municipal ‘Lope de Vega’ de Manzanares ha cambiado radicalmente de aspecto y estado para convertirse, de nuevo, en la sala de lectura al aire libre que se merece. Esta mañana, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, comprobaba cómo han quedado las obras de reparación de la cubierta y el nuevo mobiliario que queda a disposición de los usuarios y usuarias de este servicio.


Acompañado de los concejales de Cultura y Obras, Candi Sevilla e Isabel Díaz-Benito, el primer edil ha celebrado que las obras se hayan ejecutado correctamente y sin suponer molestias a estudiantes y lectores dado que se ha aprovechado la excepcionalidad de la época que vivimos para realizar la reforma. La Biblioteca, que se inauguraba en el año 2003, “con un esfuerzo de cerca de dos millones de euros”, según recordaba Nieva, merecía poner al día la instalación, “es un edificio altamente demandado y es porque hay una clara apuesta por la cultura, y con un nivel altísimo de usuarios y usuarias en circunstancias normales, por lo que teníamos la obligación de afrontar esta reforma”.


El espacio, de alrededor de 300 metros cuadrados, ha contado con una inversión de 20.000 euros, mobiliario incluido. La terraza llevaba varios años cerrada por su mal estado; era plana y con pavimento de goma. La obra ha consistido en limpiar la base, reparar las imperfecciones y sumideros, y colocar material cerámico, “es un sitio muy agradable para poder estudiar o leer”, apunta el regidor municipal.


Esta actuación se complementa con otras operaciones de mantenimiento que se han llevado a cabo en el interior gracias al plan de Empleo del Gobierno Regional, tales como pintura, limpieza o la instalación de nuevos puntos de conexión, y todo ello forma parte del plan del Equipo de Gobierno para recuperar la ciudad, “a veces nos tenemos que ocupar de cosas grandes, y otras, de las que aunque parecen menos importantes, no lo son. Los edificios hay que mantenerlos”.


Si la situación lo permite, la Biblioteca recuperará la normalidad “en el menor tiempo posible”. Para conseguirlo, como para el resto de servicios, Nieva apela a la responsablidad “que no nos tiremos a la alegría desbordada. Debemos disfrutrar de los pequeños espacios, del deporte y la cultura, pero seamos responsables y con mucha precaución para no caer en un rebrote”.


La directora de la Biblioteca, Paqui Díaz, asegura que este especio tiene mucha aceptación entre estudiantes o personas que leen la prensa en este espacio, “tiene wifi, enchufes para ordenadores personales, y especialmente en verano se usa a primera hora de la mañana o en la tarde, pero en primavera y otroño tiene mucha más demanda”.