El Gobierno regional recomienda que se extremen las precauciones en los entornos naturales y agrícolas para minimizar los riesgos de propagación de incendios forestales

|

100620 RG JUNTA 3




Cuando se cumplen diez días de la entrada en la fase de riesgo alto de incendios forestales en Castilla-La Mancha, y en el marco de las visitas que está realizando el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, a los servicios e infraestructuras del Plan INFOCAM de la campaña de prevención y extinción de incendios de este año 2020, el director general ha incidido en la necesidad de continuar extremando las precauciones en los entornos naturales y agrícolas para evitar la propagación de incendios forestales.

 
Félix Romero, acompañado del delegado de Desarrollo Sostenible en Ciudad Real, Fausto Marín, ha visitado esta mañana la red de vigilancia fija contra incendios forestales en Peñas Negrillas, en el término de Almuradiel, y posteriormente se ha desplazado a un “tajo” del Plan Infocam en el monte ‘Entredicho’, ubicado en el término municipal de Viso del Marqués.
 
En su intervención ante los medios, el director general de Medio Natural y Biodiversidad ha subrayado que “no se debe bajar la guardia en ningún momento, por lo que consideramos que cualquier trabajo y acción que se desarrolle para la prevención es muy importante”.
 
Afirmaciones que ha hecho dentro del contexto de un balance inicial de estos diez primeros días de la puesta en marcha de la Campaña de Incendios Forestales 2020, en los que, hasta la fecha y a través del dispositivo INFOCAM, se han efectuado 19 intervenciones de las que 7 han sido en Ciudad Real, 8 en Toledo, 3 en Albacete, 1 en Cuenca y ninguna en Guadalajara. El total de superficie afectada ha sido de 50,65 hectáreas (40,19 ha. de terreno forestal).
 
En comparación con lo que sucedió el año pasado, en estos primeros 10 días de campaña se han reducido a la mitad las intervenciones necesarias y las hectáreas afectadas también han disminuido por encima del 50 por ciento.
 
Romero ha explicado que las actuaciones realizadas hasta este momento han obedecido, en su gran mayoría, a pequeños incendios y conatos sobre combustibles herbáceos (pasto y matorral) y terrenos agrícolas; y de ellas, ha detallado, “sólo dos han exigido una movilización importante de medios por parte del Plan INFOCAM”.
 
Romero ha vuelto a poner sobre la mesa los datos que señalan que detrás de 9 de cada 10 incendios forestales está el factor humano, y por eso este año la campaña del Plan INFOCAM hace especial hincapié en señalar a cada uno “de nosotros como factor determinante con nuestro comportamiento en el monte y sus aledaños para minimizar los riesgos de incendio”.
 
En este sentido, ha recordado los dos lemas con los que se quiere concienciar a la ciudadanía de esta circunstancia, `Planta Cara´, `Eres Esencial´.
 
El director general también ha destacado que en la campaña de este año se están introduciendo ajustes para dar importancia y protagonismo al IPP (índice de propagación potencial de los incendios forestales), a través del cual pueden ajustar hasta donde se pueden realizar trabajos preventivos con una meteorología propicia, mientras otra parte del dispositivo está ya con los trabajos de extinción. “Esto significa poder hacer más hectáreas fortaleciendo nuestro monte a la vez que somos más eficientes con los recursos económicos que disponemos”, según ha señalado Félix Romero.
 
Colaboración entre administraciones
 
Asimismo, el director general de Medio Natural y Biodiversidad ha pedido de nuevo la colaboración de todas las administraciones, en particular la de los consistorios de la región. “Las precipitaciones acumuladas en primavera y el estado de alarma han limitado las actividades de ocio, la jardinería y ciertos usos tradicionales que contribuyen a reducir la vegetación en el entorno y, en algunos casos, dentro de las zonas urbanas”, ha dicho.
 
“Esta situación ha provocado la proliferación de una abundante vegetación herbácea que se secará a medida que avance el verano”, ha continuado Félix Romero, subrayando que, por este motivo, “desde el Gobierno de Castilla-La Mancha ya se solicitó y, lo seguimos haciendo, la colaboración de los ayuntamientos para reducir al máximo esta vegetación en solares, parcelas, urbanizaciones y otras infraestructuras para reducir riesgos de propagación de incendios”.
 
Inicio de la cosecha
 
Otro de los factores importantes a tener en cuenta de cara a extremar las precauciones para evitar incendios forestales es el inicio del periodo de la cosecha de cereal en toda la región, por lo que Felix Romero ha señalado que es recomendable tomar todas las medidas oportunas, como por ejemplo, realizar un correcto mantenimiento de la maquinaria agrícola, evitar en lo posible el uso de materiales que puedan generar chispas en las cosechadoras, o dotar a todos los vehículos de extintores, batefuegos y azada.
 
Igualmente, se recomienda que se desarrolle la cosecha de las zonas menos peligrosas en las horas centrales del día; en los días de menor riesgo, así como que se reduzca la velocidad en las zonas de interfaz agrícola-forestal.
 
Presupuesto de 5,7 millones de euros para el Dispositivo INFOCAM en Ciudad Real
 
Por último, el director general ha recordado el presupuesto y los medios con los que va a contar el dispositivo INFOCAM durante esta campaña de prevención y extinción de incendios en la provincia de Ciudad Real, en los que el Gobierno que preside Emiliano García-Page va a destinar este año 5.714.000 millones de euros.
 
Además, Romero ha señalado que el dispositivo lo integrarán en la provincia 590 personas entre profesionales de GEACAM, de la Administración regional y pilotos de medios aéreos y conductores de maquinaria pesada adscritos a Ciudad Real, a los que hay que sumar el personal que pudiera incorporarse de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las corporaciones locales afectadas por cada incendio.
 
Para detectar los incendios forestales, la provincia de Ciudad Real cuenta con 19 puntos de vigilancia fija y 13 patrullas móviles. El dispositivo de extinción dispone de 3 brigadas helitransportadas tipo BIFOR-B; 13 brigadas terrestres distribuidas en el territorio en función del riesgo de incendios y del factor de propiedad de los montes; 7 autobombas-reten; 11 autobombas y 1 autobomba nodriza. En cuanto a maquinaria pesada hay 6 equipos, además de 4 medios aéreos (helicópteros de transporte y extinción) con base en la provincia.
 
Estos últimos se completan con los medios aéreos no provincializados, como un helicóptero Kamov, los aviones de carga en tierra y dos avionetas de coordinación con base en el aeródromo de Lillo en Toledo. A los que hay que añadir los helicópteros y aviones anfibios que pone en servicio el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en nuestra Comunidad Autónoma y los retenes y vehículos autobomba con base en los dos parques nacionales de la provincia: Las Tablas de Daimiel y Cabañeros.
 
Mejora de las instalaciones de extinción de incendios en Ciudad Real
 
Por su parte, el delegado de Desarrollo Sostenible de la provincia, Fausto Marín, se ha referido a las inversiones en distintas mejoras y obras que se han venido realizado para la mejora en instalaciones de extinción de incendios en la provincia de Ciudad Real. “Este año se han invertido 174.000 euros y en concreto en lo que hoy se visita, el depósito de agua y un punto de vigilancia o torreta del monte de Peñas Negrillas, supone una inversión conjunta de 80.000 euros en dos servicios que eran muy necesarios para esta zona”, según ha detallado el delegado provincial.
 
Asimismo, se ha referido a los trabajos de prevención que se están llevando a cabo también en este mes de junio en concordancia con lo que marca el Índice de Propagación de Incendios (IPP), que se encuentra moderado. “Unos trabajos –ha dicho Marín- que comenzaron el 1 de enero y se tuvieron que parar el 14 de marzo y se volvieron a reanudar el 27 de abril, y que señalan que hasta ahora se han realizado unas 1.400 hectáreas de prevención”.