Colas en el reparto de mascarillas en las farmacias solaneras

|

020620 sol mascarilla




Desde el 1 de junio pueden retirarse de las farmacias el paquete de 3 mascarillas higiénicas no reutilizables para las personas con 13 años o más, y las infantiles de 3 a 12 años. Las mascarillas se dispensan con la tarjeta sanitaria a un precio de entre 1 y 1,20 euros el paquete, mientras que las personas jubiladas no tienen que abonar ninguna cantidad. Asimismo las infantiles varían en un precio de entre 1,5 y 2 euros.

Las farmacias solaneras ya están dispensando el paquete de las tres mascarillas, y muchas han podido comprobar una afluencia masiva de ciudadanos, por lo que piden que se vayan retirando de forma escalonada, pues hay muchos meses para poder adquirirlas. La farmacéutica, Sara Carvajal, hace el llamamiento de no agolparse en los establecimientos, pues además de conllevar riesgo en el distanciamiento social, en este primer día de venta, el servicio ha llegado a colapsarse. Carvajal asegura que, con las tarjetas sanitarias del Sescam el paquete está asegurado, al igual que los beneficiarios de Muface, Isfas y Mugeju.

Asimismo, la farmacéutica explica que al igual que hace unos meses se encontraron con ese desabastecimiento de mascarillas y productos relacionados con la crisis sanitaria, a día de hoy todo está más tranquilo y se dispone de todos los productos, tanto mascarillas como hidrogel, teniendo un repunte ahora en las ventas de alcohol de 96 y 70. “Todo está más normalizado y la ciudadanía parece más tranquila”, manifiesta Carvajal, de hecho se percibe una gran concienciación en los aspectos relacionados con el distanciamiento y normas habituales a seguir en la crisis.

En el aspecto laboral, Sara Carvajal reconoce que estos meses han sido muy duros, “el público llegaba nervioso y con miedo”, incluso estando de guardia se llevaban medicamentos a personas que padecían la enfermedad “y teníamos que ir con las máximas precauciones estipuladas”, apostillando que se han encontrado con situaciones duras. Actualmente la situación está más tranquila, y ante la posibilidad de un repunte “creo que ya todos estamos algo más preparados”, pero eso sí, dependiendo de cómo pueda ser ese rebrote, “lo cierto que no hay certeza de nada y debemos respetar todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias”, concluye Sara Carvajal.