Inmaculada Moreno: "El Covid-19 está afectando de forma negativa en el sector del vino español"

|

250520 VA INMA DO




La pandemia de coronavirus está afectando a la mayoría de sectores de la economía. Y el del vino no está ajeno a la situación. Más de la mitad del consumo del vino en nuestro país se realiza en la hostelería y, con todos los bares y restaurantes cerrados durante meses, se está dejando notar en un descenso de las ventas. No obstante, estas ventas se han disparado para el consumo de vino en los hogares durante el confinamiento y han surgido nuevas fórmulas como las vinoquedadas o vinollamadas. De todo ello hablamos con la directora de marketing de la Denominación de Origen Valdepeñas, Inmaculada Moreno.


¿Cómo está afectando el Covid-19 al sector del vino?


En general, está afectando de forma negativa en el sector del vino español. Más de la mitad del consumo del vino en nuestro país se realiza en la hostelería, y con todos los bares y restaurantes cerrados durante meses, obviamente esto es difícil tanto para bodegas como para hosteleros.


Al sector del enoturismo, donde también se vende vino de manera directa en las propias vinotecas de las bodegas, también le ha impactado de lleno, con el cierre de toda la actividad turística. Sin embargo, cuando se pueda viajar, creo que el enoturismo tiene mucho potencial para ofrecer experiencias no masificadas, al aire libre, personalizadas, etc. donde poder atraer a ese turismo de proximidad.


Muchas bodegas han impulsado la ventas a través de sus propias tiendas virtuales. En este sentido, hay estudios que confirman el crecimiento de las venta online de vinos. Creo que es una forma de compra que cada vez va a ser más habitual también en nuestro sector. Se están haciendo quedadas online para catas, “vinoquedadas”, “vinollamadas”, etc…. nuevas formas de consumo en este tiempo de confinamiento. Como ya sabemos, el vino es una bebida muy social.


En el caso concreto de la Denominación de Origen Valdepeñas, en general, al estar fuertemente posicionada en el canal de alimentación desde hace años, esta crisis es menos “dura” que en otras regiones vinícolas.


¿Han bajado las ventas por el cierre de establecimientos hosteleros? ¿Se ha contrarrestado con la venta para consumo en casa?


Sí, según numerosos estudios, han aumentado las ventas de vino en el canal de alimentación; pero no contrarrestan las pérdidas de ventas en la hostelería. También en estos días, todo va muy rápido, los estudios de mercado se hacen semana a semana, los consumidores vamos a impulsos…. Es decir, que hay que ser prudentes con las cifras, porque hay que ver a qué se debe este aumento en las ventas en los supermercados, si hay nuevos consumidores o no, si se trata de un acopio puntual, o que vamos menos a menudo al supermercado y en lugar de comprar una botella, ahora compramos una caja….


¿Han descendido las exportaciones?


Para hablar de las exportaciones hay que tener en cuenta varios factores, además de la pandemia mundial por el Covid-19, como los aranceles de Trump, o lo que pase en Reino Unido con el Brexit…. También depende mucho de cada región vinícola y de cada país…. En el caso de Valdepeñas, no se vende vino a granel, y en la mayoría de los mercados en los que operamos, también los vinos se venden sobre todo en el canal alimentación, así que de momento, estamos manteniendo el mercado, gracias a también en parte a que somos muy competitivos. Pero el comportamiento de las exportaciones requiere un análisis más a medio – largo plazo. Tres meses es poco para poder sacar conclusiones.


¿Ha afectado la situación a los precios?


A nivel de consumidor, sí. Lógicamente el consumidor en tiempos de crisis es mucho más sensible al precio, entre otros factores de compra. Los vinos de Valdepeñas son muy competitivos y en este sentido, podrían incluso ganar cuota de mercado a otros de precio más elevado en estos momentos.


A nivel general, la Denominación de Origen Valdepeñas sólo tiene datos en volumen y no en valor de las ventas; por tanto, hay que remitirse a otras fuentes para saber más de precio.


¿Qué os están transmitiendo las bodegas?


Pues lógicamente, hay de todo. Las bodegas con mayor “dependencia” de las ventas en hostelería están sufriendo más a nivel económico y las bodegas cuyo canal de venta está más orientado a la alimentación, pues están mejor.


Han dejado de celebrarse ferias vitivinícolas en este tiempo. ¿Cómo os está afectando?


Sí, a principios de marzo comenzaron a cancelarse ferias internacionales y todo tipo de eventos presenciales. La cancelación de la feria Prowein, la más importante del sector a nivel mundial, prevista para celebrarse a mediados de marzo en la ciudad alemana de Düsseldorf, nos supuso pérdidas económicas, ya que parte de lo invertido no se pudo recuperar con un plazo de cancelación tan corto, y al tratarse de motivos ajenos a la propia organización.


¿Teníais algún evento programado para próximamente que haya tenido que cancelarse?


Teníamos previsto realizar esta primavera promociones en la hostelería de Madrid, como ya llevamos haciendo varios años y con buenos resultados. Habíamos contemplado, incluso ampliarlo a otras ciudades españolas. Lógicamente esto se tendrá de posponer hasta cuando sea posible hacerlo de la mejor manera.


También teníamos previsto hacer una misión inversa con importadores colombianos, y algunos brasileños que mostraron su interés el año pasado y que no pudieron venir. Teníamos previsto invitarles a finales de agosto o principios de septiembre, pero en vista a la situación actual, esto también va a ser poco viable en estos plazos.


En definitiva, todo lo que implica público presencial tendrá que ser estudiado; y revisar todo el plan promocional para ver lo que se puede hacer y no, dentro de lo que permiten las circunstancias.


Habéis finalizado el Estudio de Suelos. ¿Qué significará para la D.O. Valdepeñas?


Sí, recientemente la UCLM nos presentó el estudio de suelos de nuestro territorio en el que ha trabajado durante casi dos años. Tenemos ahora un mapa de suelos, con las características de cada tipo. Pero queremos ir más allá y que esto se convierta en una herramienta real para que los viticultores puedan consultar qué tipo de cultivo va mejor para qué tipo de suelo, sin tener que mirar todo el estudio. Estamos viendo cómo poder hacer esto desde un punto de vista práctico.


¿Cómo vislumbras el futuro de los próximos meses en el sector del vino?


En general, 2020 va a ser un año complicado, atípico, desigual y con mucha incertidumbre… en el que todos vamos a aprender mucho. Me gusta ser moderadamente esperanzada y confío en la recuperación del sector, ya que el vino español y en especial, de Valdepeñas, tiene muchas fortalezas para seguir conquistando.